Independientemente del valor del cliente sobre el que versa toda empresa, existe un bien que debe cuidarse mucho más para que aumente la productividad en el club. Nos referimos a los trabajadores que componen el club deportivo, que se desarrollan en un ambiente donde realizan las tareas diarias y se relacionan con sus clientes. Este concepto se engloba en el clima laboral, que se define como el medio o atmósfera, tanto físico como humano, donde tienen lugar las actividades laborales del club.

Gozar de un buen clima laboral es imprescindible para que las tareas se realicen de una manera favorable, y podamos desarrollar una actividad fácil y cómodamente para la consecución de los objetivos. Del entorno laboral depende el éxito y fracaso del club, por esto el gerente debe valorarlo, cambiarlo o mejorarlo, para que los trabajadores se sientan a gusto y rindan de forma óptima.

1335-1

De esta manera, el clima puede ser físico o de entorno, (ambiente, estructura, materiales, ubicación, medio ambiente...), y en relación con Dirección, el resto de compañeros y con los propios clientes, es decir, con todas las personas con las que trabajan o colaboran los empleados a diario dentro de la institución.

Para gestionar correctamente el clima laboral u organizacional se deben tener presentes determinadas características, como veremos en este artículo. En primer lugar poseer una cultura de empresa, Introducción iesport.es iesport.es con valor y objetivos bien definidos, contar con un fuerte liderazgo, saber gestionar correctamente a equipos y personas, y aplicar las innovaciones adecuadas para crear un clima siempre favorable. Pero también se interponen ítems intangibles, del todo determinantes en el seno de toda empresa, como la motivación, el reconocimiento, la seguridad, la estabilidad, la confianza o el compromiso.

 

Construyendo un clima laboral favorable

Tener una empresa donde cada trabajador realice sus tareas, y los clientes respondan con la contratación de productos y servicios, no es suficiente para conseguir nuestros objetivos. Todo ello se desarrolla en un ambiente que debe ser el más idóneo posible para que se trabaje, no sólo correctamente, sino de una manera positiva y satisfecha. Para lograrlo, el gerente junto al equipo directivo, (especialmente el departamento de Recursos Humanos), deben aplicar planes de gestión organizacional y de equipo, para valorar y medir qué clima laboral es el necesario en el club.

 

Análisis del clima

Un primer paso es saber si los trabajadores se encuentran realmente a gusto en la entidad deportiva y saber qué cambiarían del clima actual. Algunas veces, ello se ve a diario a través del bajo rendimiento de los empleados, la consecución de fracasos, la poca atención a los clientes o problemas internos que debemos mejorar; pero otras veces es necesario realizar estudios para conocer y medir el clima organizacional.

De esta manera, conoceremos nuestra empresa de manera interior y exterior para saber, esencialmente, el nivel de satisfacción de los empleados dentro del club, con el fin de que éstos rindan adecuadamente. Para realizar el diagnóstico del clima, aplicaremos las siguientes técnicas a nuestros empleados:

• Encuestas y cuestionarios.

• Entrevistas personales y grupales.1335-2

• Dinámicas y reuniones de grupo.

• Observación.

• Debates.

 

Condiciones físicas

El clima también abarca las estructuras físicas en las que se mueven los empleados a diario. Es el medio ambiente, los materiales que se emplean para trabajar correctamente, las instalaciones adecuadas que, hoy en día, comportan criterios de sostenibilidad, (ahorro de agua, reciclaje, paneles solares para ahorrar energía), la correcta iluminación para realizar las clases, el sonido, el espacio, el diseño, la ubicación de las personas en sus puestos de trabajo...

 

Ante todo, se debe crear la atmósfera adecuada para trabajar correctamente, como es un clima que invite a la relajación en las salas wellness, a la distensión en las zonas comunes, y al deporte en las salas de actividad. Algunos estudios han demostrado que la luz natural mejora la calidad del trabajo, mientras que la adecuación de las mejoras al entorno laboral (protección en pantallas de ordenadores, menor ruido... tal como marcan las leyes y requerimientos laborales,) potencian la productividad.

 

Perfecta gestión de liderazgo

1335-3El líder, el gerente, en este caso, junto a su equipo, es la persona que debe crear un buen entorno de empresa. El 60% del clima organizacional depende del líder, según IPAE, Escuela de Empresarios, y en el deporte lo vemos cada día en la correcta gestión de equipos deportivos de élite. El liderazgo tiene una doble vertiente: educador y directivo, para estar más cerca de los empleados, potenciar sus valores, mostrarse como un colega más, aportando confianza y cercanía, y tendrá un trato igualitario con todos los empleados.

 

Trabajo cohesionado en equipo

Fomentar el trabajo en equipo hará que todos sean uno en la búsqueda de los objetivos que persigue la institución. Los trabajadores se conocen entre sí, se interrelacionan, comparten tareas, se ayudan, resuelven conflictos y se crea un ambiente más que favorable para trabajar de una manera dinámica.

 

Reconocimiento y confianza

Los trabajadores son personas que tienen sentimientos. Esta medida es importante porque muchos gestores lo olvidan y sólo se centran en la productividad. Y, precisamente, la verdadera consecución del éxito pasa por tener a trabajadores dentro de un entorno favorable. Para ello, el gestor les transmitirá su reconocimiento a través de charlas personales, incentivos monetarios y premios en forma de viajes, horarios flexibles o actividades extra laborales... a su vez, deben sentir total pertenencia con la empresa e integrarse en ella. La responsabilidad de tareas, ser escuchados, aportar opiniones para el bien del club,... serán acciones suficientes que el gestor interpondrá para que se sientan satisfechos con sus tareas cotidianas.

1335-4

Marketing interno

Los empleados se sentirán mejor si se les valora. A través del marketing interno, que se basa en cuidar al trabajador en todos los aspectos, el club trasmitirá la marca, los objetivos, la identidad corporativa, los nuevos proyectos y cambios, las mejoras... en definitiva, toda la información que afecta a la institución y, directamente, al empleado. El propósito inicial es que el trabajador se identifique con la imagen de club, y con todos aquellos servicios que se ofrecen a los clientes, para que sepa transmitirlo mucho mejor a los demás. La fidelidad del trabajador al club será total.

 

Otros aspectos a valorar

La motivación es uno de los conceptos centrales para que el empleado crezca y se desarrolle en un entorno empresarial adecuado a sus necesidades. Podemos establecer muchos aspectos motivacionales, además de los vistos anteriormente, que son igual de aceptables para gestionar el clima laboral: planes de formación, ambiente abierto con horarios flexibles, el fomento del teletrabajo, actividades lúdicas (cenas, excursiones, celebraciones, participación en eventos...), uso y disfrute de las instalaciones deportivas para ellos y sus familiares, conciliación entre vida personal y laboral, reducción de la jornada laboral, seguros médicos...

Algunos ejemplos de buen ambiente laboral en el sector, lo establece el trabajo en equipo de la Selección Nacional de Fútbol, entrenada por Vicente del Bosque, en el que se crea un entorno favorable a base de constancia y trabajo sin mediatizar demasiado la figura del entrenador o líder, en este caso.

Por su parte, los centros Corpowellness aplican el concepto de salud en toda clase de empresas. Con ello, mejoran el clima laboral, lo que se traduce en menor absentismo, menor rotación y más energía vital. Según sus responsables, “creamos Atletas Corporativos para que vivan más y mejor, obteniendo “empleado sano, empresa sana”, desarrollando programas de motivación y promoción de hábitos de vida saludables, que se basan en la promoción de la nutrición y el deporte”

Otras grandes cadenas de gimnasios, como DiR, en Cataluña, suelen organizar actividades que fomentan la relaciones entre sus trabajadores y los clientes, como salidas, eventos deportivos al aire libre, y hasta cenas para singles.

 

Beneficios de gozar de un buen ambiente laboral

Si se aplican las acciones citadas anteriormente y el empleado está satisfecho y feliz con el entorno donde desarrolla su trabajo, se llega a una mayor productividad, y el cliente, que percibe este buen ambiente, también se sentirá feliz. Es por ello que controlar el clima laboral aportará ventajas para el buen hacer del club:

1335-5• El líder se hará respetar. El trabajador empatiza con un gestor que le escucha, se adapta a sus necesidades, le forma, le hace sentirse útil y reconoce su trabajo. Son las bases para que el líder mande sin problema y sin necesidad de ser agresivo.

• Empleados más felices y satisfechos. Como consecuencia de haber creado un clima favorable, el trabajador viene al club contento y estará motivado para realizar sus quehaceres diarios. Es muy importante para que esté feliz con lo que hace y le rodea para que sea totalmente productivo.

• La imagen del club mejora. Si aplicamos políticas sociales y de recursos humanos, el empleado reconoce a la empresa donde trabaja como especial y única. Ello se trasmite al exterior con toda clase de acciones que benefician la imagen de la empresa que se posiciona en el sector por su innovación, por formar a sus trabajadores, por cuidar sus instalaciones... siendo un lugar en el que otras personas querrán trabajar.

• Un grupo unido. Trabajar en un entorno óptimo en el que se priman las relaciones entre trabajadores y el equipo acaba siendo un todo para crear valor, hace que el grupo está más unido y tenga claro qué persigue el club con su trabajo. Al aplicar el marketing interno, el empleado está plenamente informado de todo lo que acontece en la instalación por lo que comprenderá mejor que se trabaja para un objetivo común que beneficia a todos los implicados del centro.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010-2013 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado