Las TIC entran en juego: Una visión nueva

La fiereza de esta crisis económica ha afectado a todos los estamentos de nuestra vida cotidiana, incluso a aquellos hábitos más primitivos en el instinto de la persona: comer, vivir en una casa o hacer deporte. Está claro que con una cifra estructural de cinco millones de parados, alguna cosa están haciendo las familias para sobrevivir, sino estaríamos todos en la calle y se desataría la violencia, al igual que ha pasado en Egipto, Libia o Siria.Es decir: cada uno estamos reinventando nuestra economía, para encontrar nuevas fórmulas de ingresos que posibiliten nuestra subsistencia.

1174-1

Este pequeño “lead” no responde a ninguna reflexión filosófica, por obvia, sino que viene a cuenta por la necesidad de encontrar para el deporte nuevas fuentes de financiación, ya que las aportaciones del estado y de los patrocinadores han caído y van a caer alrededor de un 30% y los programas comprometidos por federaciones y clubes están en riesgo.

El nuevo gobierno ha dado ya las órdenes oportunas al nuevo Presidente del Consejo Superior de deportes para que ajuste las dotaciones de las federaciones españolas. Parece obligado: con graves restricciones en Sanidad y Educación, el deporte no va a quedar excluido de los recortes para reducir el déficit del Estado. En Catalunya, por ejemplo, Ivan Tubau,Secretari d’Estat per l’Esport, todavía no ha podido hacer frente a parte de las subvenciones del 2011 y su departamento ya baraja ahorros en su presupuesto de entre el 20 y el 25%...a costa del dinero entregado a las federaciones.

Por otra parte, el mundo del patrocinio convencional se ha reventado y las aportaciones publicitarias han desaparecido en el 50%, tanto en los grandes eventos deportivos como en las pequeñas federaciones, tal como reflejan sus páginas web donde los únicos patrocinadores son aquellos que suministran material, pero no dinero. Finalmente las dotaciones económicas de ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas simplemente han dejado de existir: no hay dinero en caja para ningún gasto.

En esta coyuntura, cualquier iniciativa destinada al acopio de recursos pasa, obligadamente, por las nuevas tecnologías, unas herramientas que ni son fáciles de crear ni de gestionar.

1174-2

 

Las TIC entran en juego

Casi todos los estamentos productivos están poniendo en marcha las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para utilizarlas como herramientas de control y desarrollo. Una de las mejores posibilidades que ofrecen las TIC es la creación de COMUNIDADES VIRTUALES.Su instalación en un colectivo determinado puede ser la respuesta para una autofinanciación tranquila y fiel, pero su gestión ha de ser impecable, porque un solo error puede tener un efecto dominó sobre sus clientes.

En muchas ocasiones se confunde la comunidad virtual con la red social. En ellas –facebook, twitter, etc- ya están la mayoría de las federaciones y clubes. Pero hay notables diferencias que intentaremos explicar para clarificar la utilidad de las mismas. En primer lugar las redes tienen una estructura de base y en horizontal, mientras que la comunidad tiene una estructura “top down”, es decir que está dirigida por una persona, institución o empresa que incorpora a su página web 2.0 aquellos elementos que le interesan. Las comunidades, además, están basadas en un espacio (virtual) determinado que es el concepto de “social-gathering”, mientras que las redes están basadas en la gente y, finalmente, las comunidades están controladas por moderadores (community managers) y centralizadas, mientras las redes están controladas por los usuarios, descentralizadas y contextualizadas.

Los objetivos básicos de una comunidad virtual son el intercambio de información, ofrecer y recibir apoyos, poder conversar y socializarse a través de la comunicación simultánea y debatir temas de interés a través de la participación de los moderadores. Los usuarios de una comunidad buscan interactuar para satisfacer sus necesidades y llevar a término roles específicos. Hay tres aspectos imprescindibles para el desarrollo de una comunidad: el lugar (el espacio virtual donde comunicarse); el símbolo (objetivo por el cual tienen sensación de pertenecer a algo) y la tecnología (entorno de conexiones).

1174-3

 

Una visión nueva

Todos los que se inclinen por poner en marcha su comunidad virtual obtienen beneficios inmediatos, tanto en la optimización de la gestión de sus propias estructuras como en la posibilidad de que sus ingresos se incrementen rápidamente. Un ejemplo claro sería, por ejemplo, el mundo del tenis. Hay muchísimos practicantes que no están federados porque no compiten pero que disfrutan de ese deporte: si la federación fuera capaz de ofrecerles apuntarse a una comunidad donde encuentras servicios y ventajas, por un precio simbólico, es casi seguro de que entrarían en el juego. Si hablamos de 10.000 jugadores que pagaran 20 euros al año,estaríamos ingresando 200.000€, más que de cualquier patrocinio, y, además, todos los llamados “grupos de ventas” como Lets Bonus, Groupon,etc se involucrarían en el juego para intentar captar para sus intereses a los miembros de esa comunidad con ofertas muy especiales.

Es decir que la incorporación de una comunidad tiene un beneficio de gestión y seguimiento sobre la propia organización, detectando los vicios y defectos de la misma mucho antes; obtiene prestigio de cara a las autoridades deportivas y patrocinadores; acelera la innovación de la gestión y las estructuras; optimiza el funcionamiento y provoca la entrada de nuevos patrocinadores y suscriptores.

1174-4

Es cierto que cuanto más grande es la federación, mayor es el ámbito de una comunidad y sus posibilidades: atletismo, natación o tenis estarían entre las abanderadas, pero hasta la hípica o la vela pueden obtener pingües beneficios, siempre poniéndose en manos de auténticos expertos que sepan gestionar las TIC en beneficio de los miembros de la comunidad.

El experto Amy Jo Kim aseguraba, al respecto de las diferencias entre red social y comunidad: “si borras tu perfil de la red, nadie se extraña, pero si te das de baja de tu comunidad, el resto lo vive como una auténtica pérdida”.

Manuel Tarín Alonso

Ex director del diario Mundo Deportivo

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado