La seguridad y la protección de la salud de las personas participantes

La Carta Europea del Deporte del año 2001 establece en su artículo 6 que “la práctica del deporte, ya sea con finalidades recreativas y de esparcimiento, de promoción de la salud o de mejora del rendimiento, tiene que promocionarse entre toda la población proporcionando las instalaciones y programas apropiados así como instructores, directores y animadores cualificados”.

En su artículo 9, al hablar de los recursos humanos, manifiesta que “aquellos individuos involucrados en la dirección o supervisión de las actividades deportivas deben tener la cualificación apropiada, prestando una atención especial a la protección de la seguridad y la salud de las personas a su cargo”.

Esta finalidad justifica la obligación de conocer y cumplir la normativa de aplicación. Máxime en un sector donde se genera un importante volumen de actividad económica y de puestos de trabajo, muchos de ellos sin tramitar el alta en la Seguridad Social, sin realizar las correspondientes retenciones fiscales, sin disfrutar de las vacaciones generadas, pagados con dinero “negro” y, lo que aún es más grave, sin estar en posesión de la titulación necesaria.

A su vez, en el ámbito del deporte es habitual la participación de personas que colaboran de forma desinteresada para conseguir los objetivos planteados y, por ende, el éxito de la actividad: los voluntarios.

1144-1

 

Titulaciones en el ámbito de la actividad física y el deporte

La Ley del Deporte estatal establece en su artículo 72 que toda instalación de uso público en que se presten servicios de carácter deportivo deberá ofrecer información, en lugar visible y accesible, del nombre y titulación respectiva de las personas que presten servicios profesionales en los niveles de dirección técnica, enseñanza o animación. Esta exigencia no determina qué titulaciones deben tener las personas que desempeñen las diferentes profesiones, que por otra parte tampoco se especifican.

Hasta la fecha, sólo Cataluña ha aprobado una Ley que regula el ejercicio de las profesiones del deporte, delimitándolas a profesor de educación física, director técnico deportivo, entrenador profesional del deporte correspondiente y animador o monitor deportivo profesional.

Hasta que no exista una Ley similar de ámbito estatal, deberemos acudir a los currículums académicos de cada una de las titulaciones impartidas para conocer las competencias adquiridas y, en consecuencia, los puestos de trabajo que pueden o, al menos, deberían desempeñar.

En la actualidad las enseñanzas relacionadas con las actividades deportivas son:

• Licenciatura o Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, que, según el Libro Blanco, incluye cinco perfiles profesionales (docencia en educación física, entrenamiento deportivo, actividad física y salud, gestión deportiva y recreación deportiva). Dentro de estos dos últimos, desarrolla, entre otras competencias, la gestión de entidades e instalaciones deportivas y el diseño, dirección y coordinación de actividades deportivas en el medio natural.

• Diplomado en Magisterio con la especialidad en Educación Física, desaparecida en el nuevo Plan de Bolonia, con competencias en educación física en primaria y en animación recreación dentro del ámbito educativo respectivo.

1144-2
En el ámbito de la formación profesional: Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas (Grado Superior) con competencias en animación de actividades físico-deportivas, tales como juegos, deportes individuales o de equipo, deportes con implementos, condicionamiento físico con personas o la gestión de una pequeña empresa; y Técnico en Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural (Grado Medio), con competencias en conducción de grupos al medio natural.

• Enseñanzas de Régimen Especial: Técnico Deportivo en Grado Medio con competencias para la iniciación deportiva, tecnificación deportiva y conducción de la actividad o práctica deportiva, distribuidas para el ciclo inicial; y Técnico Deportivo en Grado Superior con competencias para el entrenamiento, la dirección de equipos y deportistas de alto rendimiento deportivo y la promoción y la participación en la organización y desarrollo de competiciones.

• Diferentes titulaciones deportivas que no tienen carácter académico: náuticas, patrón de embarcaciones de recreo, salvamento y socorrismo, etc.

• Titulaciones no oficiales impartidas por las administraciones u otras entidades privadas, como por ejemplo, curso de monitor deportivo, de ocio y tiempo libre o incluso de gestor deportivo.

Según lo establecido en la Ley de Cataluña, para ser animador o monitor deportivo profesional y participar en la organización de actividades en el medio natural, sean realizadas o no en verano, se requiere tener la titulación de Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, o Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas (Grado Superior) o Técnico en Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural (Grado Medio), o en su defecto contar con la habilitación o acreditación correspondiente.

Finalmente, hay que tener en cuenta que numerosos colectivos relacionados con las titulaciones específicas del deporte vienen denunciando, desde hace muchos años, el intrusismo que se practica en el mercado laboral del deporte. El intrusismo propiamente dicho consiste en el ejercicio de los actos propios de una profesión sin tener la titulación necesaria, y ello está penalizado por el Código Penal.

 

El papel fundamental del voluntariado. Derechos y obligaciones

¿Quién no ha sido voluntario en alguna ocasión? El voluntario es el rostro humano de la actividad deportiva en la que interviene, y los participantes le tendrán siempre como punto de referencia.

Los cuatro elementos comunes que caracterizan el trabajo voluntario, según la Ley del Voluntariado 6/1996, de 15 de enero, son:

1. El voluntariado no es obligatorio: Se trata de una opción personal y libre, sin ningún tipo de coacción. Es un derecho y no una obligación.

2. Es interesante para la sociedad: Su finalidad es dar un servicio a los demás, los beneficiarios de la acción no son ellos mismos.

3. No es remunerado: Se colabora desinteresadamente, sin recibir gratificación económica de ningún tipo, aunque la organización debe asumir los gastos generados.

4. Se realiza en un marco organizado: No se contempla el trabajo aislado e individual, sino encuadrado en una organización con objetivos bien definidos.

Tenemos que evitar “utilizar” el voluntariado como mano de obra barata, que sustituya a trabajadores remunerados. El voluntario tampoco es un mero objeto para intereses particulares.

El voluntario, como persona comprometida con el proyecto en que participa, adquiere unos determinados derechos y se obliga, de forma libre y voluntaria, a asumir una serie de deberes. Es recomendable que la entidad responsable del voluntario le informe desde el principio sobre cuáles son sus derechos y obligaciones, y las funciones que tiene encomendadas. Incluso formalizándolos por escrito mediante el correspondiente acuerdo o compromiso que concrete también la duración, las causas y formas de desvinculación por ambas partes.

Derechos:

1. Estar identificados o acreditados ante terceros.

2. Percibir compensación por todos los gastos que ocasione su actividad.

3. Recibir información sobre las funciones a realizar y la entidad responsable.

4. Recibir la formación necesaria. Tener oportunidades para aprender y progresar.

5. Recibir el material deportivo apropiado.

6. Estar asegurado en caso de accidente y enfermedad, y de posibles responsabilidades por daños.

7. Disponer del soporte material y apoyo humano necesario.1144-3

8. Participar activamente en la organización en que se inserten, colaborando en la elaboración, diseño, ejecución y evaluación de los programas y actividades.

9. Realizar su actividad en condiciones de seguridad e higiene adecuadas.

10. Respeto a su libertad, dignidad, intimidad y creencias.

11. No ser explotados.

12. Recibir el reconocimiento social y de la organización. Recibir un diploma y certificado acreditativo.

Deberes:

1. Conocer y observar las normas de la entidad organizadora.

2. Cumplir hasta el final el compromiso asumido.

3. Participar en las acciones formativas previstas por la organización.

4. Ser amable, cortés, educado, disciplinado y mantener un comportamiento adecuado a las circunstancias.

5. Ser participativo.

6. Ser flexible en las tareas que le pida la organización.

7. Llevar la equipación oficial y la acreditación correspondiente, y utilizar correctamente los materiales o instrumentos de la organización.

8. Ser puntual y cumplir los horarios. Avisar con tiempo suficiente si por algún motivo no se puede asistir.

9. Mantener la confidencialidad de la información recibida.

10. Observar las medidas de seguridad e higiene que se adopten.

11. Rechazar cualquier contraprestación material que pudieran recibir del beneficiario o de otras personas relacionadas con su acción.

12. Respetar los derechos de los beneficiarios de su actividad voluntaria.

 

Recomendaciones

• En la organización, planificación y coordinación de actividades deportivas (campamentos, campus de verano, etc.) debe haber un Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. En la ejecución y desarrollo de las distintas actividades debemos contar con técnicos superior en animación de actividades físico-deportivas, técnicos en conducción de actividades físico-deportivas en el medio natural y, en su caso, con técnicos deportivos si se desarrollan modalidades deportivas de su especialidad.

• Comprobación de las titulaciones y, en su caso, si hay certificados de habilitación, validación o acreditación de las competencias.

• Nuestros clientes valorarán positivamente que las actividades sean organizadas por un equipo de personas tituladas.

• Cuando en la organización de actividades deportivas vayan a participar voluntarios, hay que firmar un documento en el que se detallen todos los aspectos de esa relación.

• No utilizar al voluntariado para disminuir la partida de gastos de personal, sino porque realmente valoramos su aportación e invertimos en su experiencia y formación.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

Colaboraciones

Mantente informado