Muchas veces y, más en la sociedad actual, olvidamos los principales valores de un centro deportivo: las personas. Además de los clientes y los bienes materiales, como el dinerario que ayuda a la buena marcha de la empresa, la gestión del talento del personal del centro deportivo es realmente lo más importante para conseguir los objetivos fijados.

1151-1 Ahora bien, debemos aprender a conocer, activar y explotar ese talento porque de nada nos sirve identificarlo si no sabemos gestionarlo. Debe ser tarea del gestor o director junto al departamento de Recursos Humanos (en caso de que haya) aplicar las acciones necesarias para ensalzar las actitudes y aptitudes del talento de nuestros trabajadores.

Actualmente, se establecen varias medidas y recursos para que los “talentos” evolucionen, se motiven y consigan comprometerse con la organización. Otras veces necesitaremos de la ayuda de agentes externos especializados en el conocimiento del personal para llevar a cabo esta tarea a través de la externalización.

El resultado es conseguir un grupo cohesionado que lucha en equipo para cumplir la meta y que goza de los procesos para conseguirlo. Sólo así, el centro será único, logrará diferenciarse de otros gimnasios y llegaremos al éxito personal y profesional.

 

Una estructura definida y organizada

Para llegar a una buena organización y sacar lo mejor de cada una de las personas que la componen es necesario establecer un orden. Un buen líder, que en este caso suele coincidir con el gestor deportivo, tendrá que llevar a cabo un plan para crear una estructura clara donde cada uno de sus miembros juegan un rol definido y se involucran en la finalidad de ésta.

Dentro de esta organización, tendremos en cuenta los siguientes parámetros para su correcta estructura:

Organización de departamentos:

Dividiremos al club o gimnasio en departamentos para una correcta gestión de éste. Posteriormente, hemos de definir las tareas del personal de cada área para que cada uno sepa lo que tiene que hacer desde el primer momento y evitar, de este modo, malentendidos posteriores. Así, técnicos, entrenadores, personal de administración, marketing, recepción, comerciales... acometerán diversos horarios e interactuarán entre ellos para el buen fin del centro.1151-2

Objetivos claros de la empresa:

El gestor ha de tener muy claras las metas de su centro y el rendimiento que quiere sacar de éste. Pues se trata de una empresa que debe reportar ingresos y enfocaremos cada tarea a ello. Debemos definir las actividades principales, los clientes potenciales, las instalaciones, el crecimiento, y los objetivos a corto y medio plazo que deberán revisarse cada 6 meses. Sólo de esta manera el líder será capaz de saber y escoger aquellos empleados que mejor van con su club e inculcarles los valores esenciales para su buena marcha.

La comunicación:

Cada tarea, servicio, nuevo cliente o cambio de objetivo debe ser comunicado a todas las partes de la empresa. En el caso del gimnasio, pueden realizarse reuniones con el personal cada vez se introduzca una novedad con el fin de que estén bien informados de lo que sucede y se sientan parte esencial de la organización. Es muy importante que conozcan la visión general y los objetivos para que los hagan suyos, y los sepan transmitir a los clientes. Periódicamente, se establecerán también reuniones personales para comunicar temas personales, con el fin de que haya una relación más fluida entre gestor y empleado.

El estudio de nuestros trabajadores:

Desde el primero momento que se contrata al personal para trabajar en la instalación deportiva, es vital hacer un seguimiento exhaustivo de éstos para gestionar de una manera correcta el talento del valor más importante de la empresa.

Ante todo, el gestor deportivo ha de ser consciente de que el personal es lo que realmente mueve a la empresa, el activo más destacado y deseado por todos para que la organización vaya hacia delante, incluso por encima del cliente final. Si tenemos claros estos parámetros, es mucho más fácil la interacción con ellos y el establecimiento de las acciones en recursos humanos.

1151-3
Dentro del estudio de los trabajadores, destacaremos las charlas con cada uno de ellos, no sólo para saber sus tareas sino también sus ambiciones personales, para descubrir cuáles son sus actitudes y aptitudes en torno al gimnasio. En la reunión, el gestor tratará de ser cercano y preguntará aspectos claves sobre las tareas que realiza, ¿te sientes bien con tu trabajo? ¿qué te gusta más, que te gusta menos? ¿qué cambiarías? ¿cómo mejorarías este puesto de trabajo?

Todo esto nos ayudará a saber mucho más sobre el personal y permitirá sacar el talento que, a lo mejor está escondido, y no hemos sabido verlo hasta el momento. Además, con la comunicación personal nos sorprenderemos y veremos que, quizás, tienen talento para hacer otras tareas y conseguir mejores logros en otras áreas. Por ejemplo, si un monitor sirve también para realizar tareas de marketing, una recepcionista es válida para coordinar grupos, o un entrenador personal sabe manejar muy bien las nuevas tecnologías.

 

El gestor comprometido con las personas

Existen muchos tipos de líderes y no todos sirven para conducir grupos de personas. El líder que manda y es distante ya no está de moda, y se impone un tipo de gestor más cercano y comprometido con su personal, pero que debe hacerse respetar. Los trabajadores deben sentirse seguros, en libertad, contentos y motivados a la hora de estar en el gimnasio y eso se debe a la confianza que genere el líder de la organización.

Así, el mejor líder o gestor será aquel que valore a las personas, además de contar con muchas otras características:

Que sepa motivar:

En la estructura de personal, la motivación es eje clave para que toda la organización siga adelante. ¿De qué nos sirve tener a los mejores profesionales en un área técnica si están desanimados? El buen gestor ha de saber motivar, aportando un proyecto diferente, novedoso, haciendo participar a todo el grupo, realizando actividades fuera del trabajo, celebraciones especiales... para que se sientan a gusto y tengan ganas de avanzar.

1151-4Ha de crear un clima favorable:

El gestor creará un ambiente favorable entre los trabajadores que se trasmitirá directamente al cliente final. Para ello se detectarán los posibles problemas que puedan existir, encontrar soluciones y crear un plan de emergencia previo a que surjan situaciones desfavorables que se transmite a los trabajadores para que tengan una guía sobre la que actuará.

Fomentar la participación:

Los trabajadores se sentirán más motivados si participan directamente en las cuestiones más importantes de la organización. Podrán opinar, compartir, resolver problemas, proponer nuevas áreas o actividades... y ello les permitirá sentirse cómplices de una empresa, no meros trabajadores que hacen sus horas y se van.

Actuar como psicólogo:

En el departamento de personal se establecen tareas relacionadas con la psicología. El gestor ya no es alguien que coordina y manda sino que debe tener empatía, ser flexible, escuchar a sus trabajadores y recompensarles en sus buenas prácticas. Debe saber inculcar valores que, después, los trabajadores sabrán trasmitirlas a los clientes.

Favorecer la promoción:

Los empleados no son seres estáticos. Para gestionar su potencial es necesario saber hasta donde quieren llegar y proponer una formación continuada para que aprendan y puedan aspirar a puestos de trabajo con mayor responsabilidad.

Beneficios de gestionar correctamente el talento

Gracias a estas acciones, obtendremos una plantilla flexible y resolutiva que hará que la empresa vaya sola y consiga toda clase de éxitos:

• Clientes más satisfechos:

La gestión del talento ha hecho que los clientes estén contentos porque el personal sabe tratarles correctamente y ve un club cohesionado y sin problemas.

• Trabajo en grupo:

Si todos se relacionan entre si e intercambian opiniones, beneficia el trabajo en equipo, esencial para la resolución de objetivos.

• Mayor compromiso:

El personal se mantiene comprometido con la institución.

• Gran profesionalidad:

Cada trabajador ofrecerá lo mejor que tiene y el resultado es un equipo profesional del que el cliente se siente orgulloso y seguro.

• Responsabilidad:

La confianza que transmite el gestor es clave par que el trabajador se sienta responsable con su trabajo y lo haga más a gusto.

• Consecución de los objetivos fijados:

La correcta gestión de la organización conducirá automáticamente a la meta que esperamos y a cumplir una gran parte de los objetivos propuestos en un inicio.

 

 

¿Servicios de externalización para el desarrollo de personas?

En los últimos años, los recursos humanos en el mundo del deporte se han transformado. Antes no era un aspecto que se tuviera demasiado en cuenta porque todo estaba centrado en las actividades y el resultado final. Pero, poco a poco, las empresas se han dado cuenta de que necesitan aprovechar el talento del personal para aumentar las posibilidades de acción.1151-5

Muchas veces, el gerente de un club no puede hacerlo solo y necesitará de la ayuda del departamento de marketing, de recursos humanos, de personal o, en caso de no tenerlo, contratar estos servicios a empresas especializadas en la gestión de equipos. En el ámbito deportivo son muchas las organizaciones que ayudan a famosos gimnasios de nuestro país, a clubs de fútbol y hasta a instituciones públicas a convertir un sueño realidad.

En este caso, la ayuda de un coach con formación en recursos humanos y estudios deportivos se convierte en los profesionales aptos para apoyarnos en la consecución de estas tareas. Son profesionales con experiencia que sabrán sacar lo mejor de nuestro personal para transformar la empresa en una organización de éxito y nos guiarán en la consecución de nuestras metas.

Actualmente si hemos de invertir en algo en nuestra instalación, es en las personas. Una decidida apuesta de futuro de la que se habla mucho últimamente y que sólo producirá beneficios a los procesos de la organización.

 

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado