Evolución y situación actual

SPA “salus per aquam”, salud a través del agua. Ya los griegos y romanos conocían las propiedades de los baños termales y los fines terapéuticos del agua para mejorar el estado físico y psíquico, facilitar el sueño y relajar al cliente proporcionando un estado de bienestar.

Hace diez años sólo existían balnearios de aguas de manantial y algún centro de talasoterapia. Los usuarios habituales no llegaban a 500.000, el 80% tenían más de 60 años y eran mujeres y en un 90% utilizaban los centros para tratarse dolencias.

En la actualidad, se estima que los usuarios habituales ya alcanzan los 6.000.000, el 60% se encuentra entre los 35 y los 55 años, el 65% son mujeres y el 84% utiliza los centros para relajarse, el resto para tratarse dolencias y para tratamientos estéticos.

Hoy estos centros, además de la zona spa como tal, con su área seca y húmeda, ofrecen a los clientes espacios lúdicos, de restauración, boutiques y estética. Posicionándose como instalaciones que ayudan a combatir el estrés, relajarse y mejorar el aspecto físico y la salud.

La tipología de centros hidrotermales es diversa:

• Balneario o Estación Termal que emplean aguas minero medicinales que han sido declaradas de utilidad pública.

• Balneario Marino o Centro de Talasoterapia que emplean aguas de mar.

• Balneario Urbano o Spa que emplea agua de la red general de abastecimiento y que pueden estar vinculados a una instalación deportiva.

Además, se observa una creciente oferta del spa vinculado a un hotel, como ampliación de su oferta de servicios que ponen a disposición del cliente muchos métodos (hidroterapia, crenoterapia, talasoterapia) y diferentes programas.

En nuestro país, los balnearios y spa no son inmunes a la situación de crisis, no obstante, los datos reflejan que a los españoles, con crisis o sin ella, les gusta cuidarse y cada vez más. El spa urbano aparece como alternativa a la imposibilidad de salir de vacaciones, captando nuevos clientes con ofertas al alcance de todos los bolsillos.

 

Los spa: ¿Instalaciones rentables?

Como todo negocio, éste también tiene unos costes que debemos tener en cuenta. Se necesita capital económico para emprender la actividad y para realizar las inversiones iniciales necesarias.

El mantenimiento y limpieza de la instalación y el equipamiento estará entre nuestros objetivos principales y el personal deberá contar con la titulación y experiencia necesaria.

La diversidad de equipamientos y prestaciones puede significar una ventaja o inconveniente en función del spa. Contar con una amplia instalación dotada de todos los espacios recomendados incrementará nuestra probabilidad de éxito y nos posicionará de manera diferenciadora respecto a los competidores. De esta manera nos podemos encontrar con centros spa que tengan piscina dinámica con camas de burbujas, cuellos de cisne y cascada de agua, piscina de toni?cación de agua fría, hidromasaje, terma, pediluvio, ducha Vichy, ducha escocesa, ducha de aceites esenciales, chorro jet, fuente de nieve, flotarium de agua salada, sauna, baño de vapor, cabinas de tratamientos y terapias con baños, masajes y coberturas corporales a base de las más variadas sustancias y, por último, hasta una sala o espacio de relax.

 

1130-5

Además, los estándares de calidad condicionaran la explotación ya que el número de personas que hagan uso simultáneo de las instalaciones debe respetar la premisa de 1 persona por cada 15 m2 cada 90 minutos. Por ejemplo, en una instalación de 800 m2 podrán acceder 53 personas cada 90 minutos. En las piscinas no debería haber más de una persona por cada 2 m2.

 

Hacia una gestión de calidad. Claves de éxito

La ubicación de nuestro centro va a ser determinante para su adecuada explotación. El primer motivo para elegir una u otra instalación es la proximidad al domicilio del usuario. No obstante, las características del local, su equipamiento y los servicios que se presten pueden condicionar esta afirmación.

Los materiales más adecuados para la construcción de un spa son ladrillo, cemento, recubrimientos cerámicos, cristal, cobre para las tuberías, acero inoxidable y polietileno. Hay que evitar utilizar yeso, mármol y madera, ya que crean el hábitat perfecto para el desarrollo de microorganismos, y plástico y hierro, ya que se pueden descomponer.

Una correcta instalación hidráulica es fundamental para el funcionamiento eficaz y rentable de un spa. Si el agua no tiene la temperatura adecuada o la presión perfecta, no tendrá el efecto beneficioso que el cliente espera obtener, y éste no volverá.

El aislamiento térmico es imprescindible y debemos evitar las filtraciones de aire frío desde el exterior. El suelo y los acabados tienen que ser muy fáciles de limpiar y, sobre todo, incorporaremos antideslizantes para evitar caídas y daños físicos a nuestros clientes.

Pero la clave la encontramos en el diseño, ya que en un spa se trata de comunicar la filosofía de calidad y servicio que se pretende ofrecer a través de la imagen y el cuidado de los detalles convirtiendo el espacio en una herramienta estratégica de diferenciación. En los spa, los cinco sentidos adquieren su máxima potencialidad a través de las formas, colores, juegos de luz y sombra, calidad del aire, olores, limpieza, temperatura de los materiales y, por supuesto, del agua, insonorización, música ambiental adecuada, etc. El objetivo es crear una experiencia única y especial para los clientes. Conseguir un ambiente adecuado donde prime el valor de las sensaciones satisfará las necesidades que han motivado que el cliente acuda a nuestra instalación.

 

1130-7

Para ello deberemos trabajar en la innovación y originalidad en nuestro spa para crear una identidad que nos permita dejar de ser “uno más” para ser “El Spa”.

Identificar nuestro público objetivo y los distintos perfiles de clientes nos ayudará a adaptar los servicios a las necesidades de cada usuario. Tres son los principales tipos de usuario de un spa:

• Mujer que viene regularmente a realizar tratamientos de belleza.

• Usuario que viene en fin de semana esporádicamente, normalmente con la pareja para relajarse.

• Hombre de negocios que aprovecha la hora de comer para relajarse en un corto periodo de tiempo.

En consecuencia, podré adaptar a estos perfiles los servicios ofertados:

• Programa belleza: circuito, masaje y tratamiento de belleza.

• Programa duo: circuito completo y masaje para dos personas a un precio apetecible.

• Programa executive: circuito y masaje express.

Cobra especial importancia en este tipo de centros y servicios la atención al cliente por parte de nuestro personal. Una correcta selección y la imprescindible formación de los trabajadores serán aspectos clave para la captación y la fidelización de los clientes.

 

Conclusiones y recomendaciones

• El cuidado de los detalles: debemos jugar con la combinación de sonidos, aromas, luces, tactos, etc. de forma que se cree un ambiente agradable a los sentidos.

• Unir lo bello con lo funcional para permitir armonía de diseño y facilidad de mantenimiento.

• Implementar espacios que permitan tratamientos exclusivos.

• Buscar el equilibrio entre el número de cabinas secas y húmedas.

• Las condiciones y la temperatura del agua deben ajustarse a los requerimientos de cada espacio concreto. El agua tiene un valor intrínseco.

• La limpieza: ni rastro de suciedad.

• Invertir en sistemas de gestión y control que permitan dedicar los recursos humanos a la atención directa al público.

• El capital humano sigue siendo clave para la excelencia de la gestión.

• El exquisito trato al cliente marcará la diferencia. El personal tiene que estar siempre dispuesto a asesorar al cliente.

• Los servicios deben prestarse de forma guiada la primera vez.

• Especial atención a los aforos evitando masificaciones.

• En la mayoría de centros los precios son muy asequibles.

• No hay que estar enfermo para acudir a un spa, ganaremos en calidad de vida, nos ayudará a disminuir el estrés y los problemas de insomnio.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por esctrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado