Al principios de este año, Apple y Nike han lanzado al mercado la última versión de su conocida colaboración Nike Plus. Ahora, con la integración de la tecnología de un nuevo socio [Polar], el kit también sirve como pulsómetro.

Nike Plus es el ejemplo por excelencia de una sinergia entre dos marcas emblemáticas. El resultado es un producto innovador y exitoso.

Nike y Apple son dos marcas muy notorias que comparten valores y características. En este caso se han unido para sorprendernos con un producto para un nicho de mercado muy concreto. Nike Plus cuenta desde el principio con una imagen igual de fuerte que la de sus creadores, y que combina lo mejor de dos mundos/negocios. El resultado es un producto mejor y más completo que el que cada socio hubiese podido desarrollar por su cuenta.

Buscando sinergias en las relaciones de nuestras empresas y entidades con socios o patrocinadores, también encontraremos posibilidades inesperadas de colaboración que pueden resultar beneficiosas tanto desde el punto económico, de imagen de marca, como de ampliación de nuestros servicios.

A través del análisis del caso Nike Plus mostraremos cómo crear sinergias con nuestros socios para mejorar en ámbitos tan diferentes como marketing, innovación en producto o gestión estratégica.

 

Colaboración a lo grande

Un calzado compatible con el iPod que capta y registra los entrenamientos de un corredor fue sólo el principio de una colaboración entre dos de las marcas más emblemáticas del mundo: Nike y Apple.

Pocos logotipos corporativos son tan reconocibles a nivel global como la manzana mordida que aparece en todos los productos Apple o el “swoosh” estampado en los zapatos y la ropa de Nike. Hace unos años las dos empresas decidieron formar un equipo. Su primer producto elaborado conjuntamente fue el kit Nike Plus, presentado en 2006.

La idea surgió por parte de Nike: soñaron con un producto y contactaron con el gigante de la manzana para desarrollar la parte tecnológica que necesitaban para lanzar este nuevo producto. Ambas empresas son líderes en sus sectores de negocio, pero un producto tecnológico desarrollado por Nike tal vez no hubiese tenido la confianza de los consumidores y seguro hubiese sido un lanzamiento más arriesgado. En cambio con un partner tecnológico el resultado es diferente. En la presentación del Nike Plus Mark Parker, CEO de Nike, dijo: "Hace tiempo nos hicimos una gran pregunta: ¿Podríamos aprovechar el poder de la tecnología digital para mejorar la experiencia de un corredor?" La respuesta era un zapato inteligente, equipado con un pequeño sensor capaz de seguir el movimiento, la distancia y otros parámetros que los corredores consideran importantes.

“Ambas compañías son empresas de base tecnológica, aunque trabajamos en áreas completamente diferentes de la tecnología. Nosotros en semiconductores y software, y Nike es anatomía, moldeo de precisión y tecnologías de película delgada. Lo interesante es que nuestras personas piensan de manera muy parecida.” – Steve Jobs (CEO de Apple)

Con esta idea Parker se puso en contacto con su amigo y CEO de Apple Steve Jobs, con el resultado que todos conocemos.

Cuando los diseñadores de Nike y Apple se reunieron por primera vez, los equipos tuvieron un click instantáneo. No es extraño, teniendo en cuenta que ambas empresas tienen un modelo de negocio similar y muchos valores compartidos. Son similares en diseño y marketing, y tienen una imagen que atrae a un mercado de consumo joven que se considera “trendy” y “cool”. Esta combinación con una filosofía de negocio común y sectores de negocio diferentes ha sido clave en el proyecto.

 

El chip que hace correr el mundo

El resultado es genial por su simplicidad: un sencillo sensor electrónico colocado debajo de la suela interior de una zapatilla Nike.Este sensor habla con un pequeño receptor inalámbrico que se conecta a un iPod de Apple, o directamente con un iPhone. Después sólo falta correr y escuchar tu música preferida, el resto lo hace Nike Plus: distancia y velocidad, calorías quemadas, y además destaca la canción que te hace correr más rápido (PowerSong). Incluso con un iPhone, puede registrar la ruta mediante su receptor GPS.

Fue un gran éxito. En su primer año, Nike Plus contribuyó en un incremento del 8,1% de los beneficios de Nike, y en sólo medio año había 3 millones de usuarios que accedían al nuevo portal Nikeplus.com.

Nikeplus.com es el centro de toda la actividad Nike Plus. En esta comunidad virtual los usuarios pueden colgar sus entrenos, competir con otros usuarios incluso estando en la otra punta del mundo, compartir sus itinerarios preferidos y crear retos que les motiven. Todo esto se hace a través de iTunes, el conocido software para organizar y comprar música, de Apple. En el portal, los runners contribuyen con kilómetros recorridos y sus itinerarios preferidos. Nikeplus.com les recompensa con planes de entreno, calorías quemadas y diferentes retos deportivos o competiciones entre sus usuarios, como por ejemplo la famosa Human Race, que en octubre 2009 consiguió a más de 120 mil participantes en todo el mundo en un carrera de 10 km, mostrada en vivo en Nikeplus.com.

A través de este portal Nike tiene acceso a un gran número de clientes actuales y potenciales. ¿Qué mejor lugar para dar a conocer sus nuevos productos, organizar eventos y fidelizar a sus compradores?

Imaginemos que Nike está pensando en lanzar un nuevo modelo de zapatillas para corredores mucho más ligeras que las que ya existen en el mercado. En lugar de invertir en una campaña de TV a nivel nacional/ mundial lo que puede hacer es analizar las rutas que aparecen como más frecuentadas o puntos calientes en una ciudad y poner un anuncio. Seguramente allí no sólo pasarán los usuarios de Nike Plus, sino que habrá otros corredores que son clientes potenciales.

 

Polar: un nuevo socio

Pero no todo termina aquí. Gracias a una nueva unión existe la posibilidad de monitorizar la frecuencia cardíaca durante el entreno a través del Wearlink+, fruto de una nueva colaboración, esta vez con los finlandeses Polar, empresa líder en el sector de los pulsómetros. Este nuevo transmisor pone a disposición de millones de usuarios de Nike y Apple en todo el mundo la tecnología de Polar para monitorizar su frecuencia cardíaca mientras entrenan y utilizar así su iPod o su iPhone para “escuchar su cuerpo” mientras hacen ejercicio, tal como reza el eslogan de Polar.

La colaboración añade una nueva dimensión al entrenamiento y permite a sus usuarios entrenar en la intensidad adecuada para alcanzar sus objetivos. Sin embargo para Nike, Apple y Polar su colaboración da mucho más: acceso a una gran cantidad de nuevos clientes potenciales para sus zapatillas, dispositivos móviles y pulsómetros respectivamente.

 

Cuando 1 + 1 = 3

Una empresa tiene sus clientes, mientras que otra empresa cuenta con los suyos. Para ambas sus clientes significan dinero. Como en este caso, además los negocios son complementarios y no competitivos. En este caso, aunque sus productos o servicios funcionan bien solos, juntos pueden ofrecer un mayor rendimiento. Esta es la base de la sinergia. Trabajar juntos permite a ambas partes hacer crecer los negocios de forma exponencial.

Por ejemplo: en general, es mucho más fácil seguir vendiendo a clientes existentes que conseguir clientes nuevos. Si aprovechamos mutuamente nuestros clientes, los costes de venta disminuyen y la facturación y los beneficios irán en aumento. Si además conseguimos presentar productos y servicios complementarios juntos, la oferta será mayor y se vuelve aún más atractiva para un mayor número de clientes. Al compartir los costes de comercialización, efectivamente se puede conseguir mercado más allá de los clientes que ya teníamos.

Os proponemos diversas áreas donde conseguir sinergias, independientemente del tamaño de la empresa o entidad deportiva:

Imagen y producto compartido

Es muy favorable cuando el cliente percibe el conjunto de servicios ofrecido por los nuevos socios como una oferta común. Para conseguirlo hace falta una única suscripción/ cuota para el conjunto de servicios que ofrecemos. Un ejemplo muy claro es lo que se hace en Eindhoven, Holanda, la tarjeta bajo la marca Genneper Park, que da la entrada a las instalaciones de piscina, pistas de patinaje sobre hielo y golf de diferentes entidades (municipales y privadas).

 

Organización de los recursos compartidos

Es simple, juntos tenéis más servicios, más instalaciones, en pocas palabras: más para ofrecer al cliente. Con la organización adecuada esto se convertirá en una oferta más amplia para el cliente. Un buen ejemplo son los entrenamientos cruzados ofrecidos en una colaboración entre un club de tenis y un gimnasio. El club pone a disposición sus entrenadores para entrenamientos técnicos, mientras los EP del gimnasio se encargan de los entrenamientos de resistencia y fuerza. No requiere mucha imaginación para ver posibilidades similares en triatlón o natación.

Beneficio mutuo

Podemos ofrecer una gama más amplia de servicios profesionales buscando la sinergia con especialistas, por ejemplo, implementando programas de recuperación que han sido desarrollados en colaboración con un fisioterapeuta especializado en deporte. Nuestros socios tendrán los mejores programas de recuperación y el especialista acceso a una base de clientes nuevos.

Venta cruzada de productos y servicios

No sólo hablamos de la venta de una suscripción única a varias instalaciones deportivas, sino sobre todo de colaboraciones con otros negocios locales que ofrecen servicios y productos de interés para nuestros clientes. Las posibilidades no tienen límite: Una tienda de nutrición deportiva que explota su propia mini tienda dentro del gimnasio a cambio de un porcentaje de sus ventas o la consulta de unos especialistas (osteópata o fisioterapeuta) unas tardes a la semana.

Contratación y compra compartida

Compartiendo la contratación de servicios y la compra de productos conseguiremos unas economías de escala con una reducción de gastos considerable.

Integración de servicios innovador

Podemos crear sinergias con empresas de servicios o productos innovadores que apenas existen en el sector. Así es la colaboración una guardería del barrio y de un gimnasio. Pueden ofrecer un servicio de guardería y una ludoteca en su gimnasio para los padres que quieren entrenar pero no tenían con quien dejar al niño. Por el estilo es el servicio de lavandería ofrecido en colaboración con la tintorería local para los empresarios con poco tiempo libre.

El crecimiento por vía de la sinergia se traduce con facilidad a nuestra realidad diaria, y lo bueno es que casi todos los ejemplos dados apenas cuestan dinero. Además muchos de ellos ya han sido implementados por empresas, grandes y pequeñas, de nuestro sector y han resultado en negocios muy beneficiosos.

 

Una estrategia ideal para destacar

Estos ejemplos muestran que mediante la cooperación con otras empresas del sector, las pequeñas empresas y entidades consiguen ofrecer servicios y productos como los grandes. Lo único que hace falta es un buena red de contactos en el sector o en nuestra región, escuchar a nuestro cliente y un poco de creatividad.

Por otro lado las empresas más grandes del sector ya cuentan con gamas amplias de instalaciones, servicios y productos. Sin embargo, para ellos también hay maneras de conseguir una sinergia en la colaboración con otras empresas. Este es el caso de una cadena de gimnasios que se ha alineado con una aseguradora y el Ayuntamiento, han creado un brazalete inteligente que les permite seguir y asesorar a sus usuarios también cuando están fuera del gimnasio. La aseguradora concede descuentos a los que pueden demostrar con su brazalete que han hecho un mínimo de ejercicio físico mensual. Un gran ejemplo de sinergia creado entre grandes empresas, y en colaboración con una administración pública. El resultado: más clientes para ambas empresas, menos pagos de indemnización para la aseguradora y más ciudadanos activos y saludables para el Ayuntamiento.

Aunque la creación de sinergias con otras empresas dentro o fuera del sector resulta muy beneficioso, no podemos perder de vista los principios de buena gestión: cuidar nuestra imagen de marca, la calidad del servicio ofrecido o prestar suficiente atención al cliente.

Por este motivo es tanto o más importante saber escoger los socios adecuados como detectar posibles sinergias cuando se presenten. Además del “feeling” que pueda surgir entre las empresas, la compatibilidad del producto, una cultura empresarial similar y el mismo tipo de clientela y posicionamiento, serán factores clave del éxito.

 

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por esctrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado