Estamos en la era de Internet. En una era digital donde las TIC o las Tecnologías de la Información y la Comunicación mandan en todos los estamentos de la sociedad. Una manera de rentabilizar nuestro centro deportivo es precisamente gracias a la intervención de las nuevas tecnologías, que se han convertido en imprescindibles en nuestras vidas.

De nada sirve tener instalaciones modernas, nuevos servicios o profesionales de alto nivel si no lo transmitimos. Y es que actualmente, no estar en Internet es realmente no existir, pues nuestro centro cerrará las puertas a una hora determinada, pero gracias a la Red estará abierto 24 horas al día los 7 días de la semana.

Las TIC son herramientas vivas de comunicación que permiten estar en contacto permanente con nuestros usuarios y conocer mucho más sobre ellos. Además, abren nuevas posibilidades al centro con la consecuente llegada de nuevos clientes, siendo una potente estrategia de marketing presente y futura.

Tener una página web propia y sacar el máximo partido de ella nos ayudará a que los demás nos conozcan. Pero como quien más o quien menos ya dispone de presencia en Internet, hemos de ir más allá y estar activo en las redes sociales, crear blogs y utilizar el marketing móvil para informar y dar a conocer novedades del centro.

Si confluyen correctamente estas herramientas todo serán ventajas para que nuestros objetivos sean alcanzados con mayor facilidad. Debemos aprovecharnos de tales herramientas para incentivar nuestra actividad que nos llevará a una situación privilegiada y de éxito.

 

Una web potente: nuestra ventana al mundo

1158-1

¿Todavía sin página web? Seguramente una gran parte de los gimnasios del país ya cuenten con una página propia y, si no la tienen, es hora de crearla basándonos en sencillos criterios. Es labor del gerente, junto con el departamento de comunicación o marketing, desarrollar esta tarea que será asignada a profesionales de la informática o el diseño.

Actualmente, una web sirve para comunicar e informar, y se convierte en la presentación al exterior de nuestro centro deportivo. En ella, el gestor podrá decidir qué apartados exponer para potenciar su club, como por ejemplo:

• Quiénes somos, donde explicar brevemente la historia, la misión y el objetivo del club;

Servicios y actividades, todo aquello que ofrece el centro deportivo en cuanto a deporte;

• Fotos, para dar una imagen del lugar;

• Dónde estamos, con mapas de situación y transportes más cercanos;

• Área de usuarios para tener una relación cada vez más estrecha con cada uno de ellos.

Actualmente, las páginas web se han vuelto más sofisticadas, con vídeos, virtualizaciones e interacción, lo que las hace más atractivas. Un caso de éxito es la web de los clubs DiR, muy completa y con máximas funcionalidad para que el usuario esté en contacto directo con su centro. Este site cumple con los criterios óptimos que se deben seguir en este sector para rentabilizar el gimnasio a través de las TIC: funcionalidad, facilidad, sencillez y participación exterior. Es decir, no es estática sino que motiva y hace participar a todos los que quieran; en este caso a los clientes del gimnasio que la emplean como medio de comunicación con el centro.

Un diseño atractivo y moderno (música, recorrido virtual de los espacio del centro, vídeos con actividades, fotos de las instalaciones...) despiertan la atención de aquellos que nos ven por primera vez en Internet.

Entre las ventajas de la web DiR, destaca una área donde los usuarios pueden entrar con su contraseña y gestionar sus actividades, horarios, asignarse nuevas actividades, ver las novedades y estar en contacto con su monitor. Y, además, el usuario puede darse de alta a través de la web con un importante descuento en su apartado Hazte Socio, donde calcular la cuota que deberás pagar, en función de las veces que irás al centro a la semana, tu franja horaria óptima, según la edad... hasta llegar al pago y confirmación si la calidad-precio te convence. Ello ahorra desplazamientos y ofrece máxima comodidad al usuario que busca agilidad y rapidez.

Comunidades de usuarios

Esta relación continua entre usuario y centro puede potenciarse con la creación de una comunidad de usuarios dentro de nuestra propia web. Su ventaja es que los usuarios tienen un espacio personal para publicar artículos, comentarios, experiencias, fotos, vídeos... de esta manera, se sentirán más unidos al centro deportivo y compartirán los mismos valores. Es un claro ejemplo de retención de socios del centro, pero que debemos cuidar especialmente y mantenerlo a diario.

Beneficios para el usuario

• Una herramienta para comunicarse con el centro.

• Conocimiento de las novedades de primera mano.

• Estar en contacto con un instructor.

• Fomentar las relaciones con otros usuarios.

• Acceder a una área personal y totalmente personalizada.

• Sentirse partícipe del gimnasio.

• Acceder a descuentos.

• Hacerse socio directamente sin tener que desplazarse.

• Publicar sus propios contenidos.

 

Las redes sociales y su magnetismo

1158-2

Internet ha cambiado. En los últimos diez años, han surgido nuevas formas de expresión que se basan en la comunicación. Y las redes sociales forman parte de esta información para estar cada vez más cerca de los usuarios y futuros clientes.

Las redes sociales, como Facebook o Twitter, las más conocidas, aumentan su número de usuarios a diario. Por ejemplo, en datos de mayo de 2011, Facebook alcanza ya los 600 millones de usuarios y parece que va en ascenso. Estas redes permiten a todo aquel que tenga una cuenta de correo participar y conectarse con otras personas estén donde estén. Pueden dar datos personales sobre su trabajo, formación académica, su web, fotos... siempre con las restricciones pertinentes.

Entra dentro de la estrategia en marketing social que el centro deportivo esté presente en estas redes sociales, que por otra parte son gratuitas y fáciles de manejar. Basta con crear un perfil sobre nuestro gimnasio aportando información sobre éste y dar a conocer nuestra presencia empezando por anunciarlo en la página web. Cuantos más usuarios tengamos, más éxito de público puede tener, en especial para acercarnos a nuevos clientes, pues una gran parte están en estas redes sociales. Sólo debemos llegar a ellos con dichas fáciles herramientas. Una de las ventajas es que los amigos o colegas de trabajo de nuestros socios nos verán y podrán apuntarse a la página y, de paso, al gimnasio.

En este caso, el mantenimiento en las redes sociales ha de ser continuo. Los usuarios se habrán apuntado a nuestra página y necesitan información a diario, si no nuestra presencia se va haciendo cada vez más pequeña hasta caer en la nada. Es tarea del departamento de marketing o de comunicación contestar a los mensajes que los usuarios nos trasladan en las redes sociales, publicar un evento, los ejercicios para hacer en casa, explicar una nueva actividad, trucos de belleza... se trata de estar vivo y aportar interacción.

Igual que la web, los usuarios puede comunicarse con el centro, pero de forma más dinámica, y también estar en contacto con los clientes que sigan nuestro centro en las redes sociales en cualquier momento del día.

1158-3

 

¿Creamos un blog?

Otra estrategia de e-marketing que está funcionando de forma exponencial es la creación de páginas alternativas a la nuestra para desarrollar contenido relacionado con nuestro gimnasio. Estamos hablando de los blogs, páginas de Internet que nacieron como diarios personales y que, poco a poco, han evolucionado en medios corporativos.

El blog puede estar integrado en nuestra web, siendo una manera eficaz de actualizar las noticias o cualquier novedad con enlaces o links hacia la web de nuestro centro. Ello es beneficioso para los buscadores de Internet porque cuantos más links generemos más posiciones aumentaremos y será más fácil encontrar nuestro gimnasio en la Red.

Por otra parte, es fácil crear blogs fuera de la web. Deberán tratar las temáticas de nuestro centro: gimnasia, deporte, actividades deportivas, salud y nutrición... y también tendremos que enlazar los artículos hacia la web principal de nuestro centro deportivo. Estas tareas también las realiza el departamento de marketing, siempre que tenga conocimientos SEO, web y redacción. También lo pueden realizar redactores externos que crearán contenidos dirigidos a explotar la web corporativa principal.

El blog debe mantenerse, sino a diario, al menos una o dos veces por semana, ya que podemos recibir las visitas y comentarios de usuarios que navegan por Internet a los que deberemos atender para que se interesen por nuestro medio y, de paso, por nuestro club.

Tanto la web, el blog como nuestra presencia en Facebook o Twitter pueden estar interconectadas entre sí, de manera que sea más fácil para el club mantener toda la estructura organizativa en Internet.

 

La utilización del móvil para conectarse con los usuarios

La movilidad juega una baza muy importante en los tiempos actuales. Pocas son las personas que no tienen móvil, y además una gran mayoría cuentan con smartphones o iPhone que permiten conectarse directamente y fácilmente a Internet para seguir interactuando con quien quieran.

La utilización del marketing móvil es una estrategia mucho más directa y algo más agresiva, pero que permite aumentar la confianza de nuestros clientes con el club. Podemos empezar con crear aplicaciones para móviles de última generación donde con sólo pulsar un botón nuestros usuarios sabrán qué entrenamiento hacer, qué salas están libres en ese momento, además de entrar directamente en nuestra web o comunidad. Estos programas se crean con softwares especiales dirigidos a gimnasios que realizan las empresas de tecnología o nuestro departamento informático (en el caso de que tengamos) junto a marketing.

El envío de sms también crea un efecto más personal. Por ejemplo, enviar mensaje para anunciar nuestras promociones, la hora que le toca clase para que no la olvide, la celebración de un evento en el club... pero nunca debemos abusar de los envíos a móviles porque podemos llegar a crear el efecto contrario, de saturación y rechazo al cliente por parecer que estamos molestando.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

 

La seguridad y la protección de la salud de las personas participantes

La Carta Europea del Deporte del año 2001 establece en su artículo 6 que “la práctica del deporte, ya sea con finalidades recreativas y de esparcimiento, de promoción de la salud o de mejora del rendimiento, tiene que promocionarse entre toda la población proporcionando las instalaciones y programas apropiados así como instructores, directores y animadores cualificados”.

En su artículo 9, al hablar de los recursos humanos, manifiesta que “aquellos individuos involucrados en la dirección o supervisión de las actividades deportivas deben tener la cualificación apropiada, prestando una atención especial a la protección de la seguridad y la salud de las personas a su cargo”.

Esta finalidad justifica la obligación de conocer y cumplir la normativa de aplicación. Máxime en un sector donde se genera un importante volumen de actividad económica y de puestos de trabajo, muchos de ellos sin tramitar el alta en la Seguridad Social, sin realizar las correspondientes retenciones fiscales, sin disfrutar de las vacaciones generadas, pagados con dinero “negro” y, lo que aún es más grave, sin estar en posesión de la titulación necesaria.

A su vez, en el ámbito del deporte es habitual la participación de personas que colaboran de forma desinteresada para conseguir los objetivos planteados y, por ende, el éxito de la actividad: los voluntarios.

1144-1

 

Titulaciones en el ámbito de la actividad física y el deporte

La Ley del Deporte estatal establece en su artículo 72 que toda instalación de uso público en que se presten servicios de carácter deportivo deberá ofrecer información, en lugar visible y accesible, del nombre y titulación respectiva de las personas que presten servicios profesionales en los niveles de dirección técnica, enseñanza o animación. Esta exigencia no determina qué titulaciones deben tener las personas que desempeñen las diferentes profesiones, que por otra parte tampoco se especifican.

Hasta la fecha, sólo Cataluña ha aprobado una Ley que regula el ejercicio de las profesiones del deporte, delimitándolas a profesor de educación física, director técnico deportivo, entrenador profesional del deporte correspondiente y animador o monitor deportivo profesional.

Hasta que no exista una Ley similar de ámbito estatal, deberemos acudir a los currículums académicos de cada una de las titulaciones impartidas para conocer las competencias adquiridas y, en consecuencia, los puestos de trabajo que pueden o, al menos, deberían desempeñar.

En la actualidad las enseñanzas relacionadas con las actividades deportivas son:

• Licenciatura o Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, que, según el Libro Blanco, incluye cinco perfiles profesionales (docencia en educación física, entrenamiento deportivo, actividad física y salud, gestión deportiva y recreación deportiva). Dentro de estos dos últimos, desarrolla, entre otras competencias, la gestión de entidades e instalaciones deportivas y el diseño, dirección y coordinación de actividades deportivas en el medio natural.

• Diplomado en Magisterio con la especialidad en Educación Física, desaparecida en el nuevo Plan de Bolonia, con competencias en educación física en primaria y en animación recreación dentro del ámbito educativo respectivo.

1144-2
En el ámbito de la formación profesional: Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas (Grado Superior) con competencias en animación de actividades físico-deportivas, tales como juegos, deportes individuales o de equipo, deportes con implementos, condicionamiento físico con personas o la gestión de una pequeña empresa; y Técnico en Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural (Grado Medio), con competencias en conducción de grupos al medio natural.

• Enseñanzas de Régimen Especial: Técnico Deportivo en Grado Medio con competencias para la iniciación deportiva, tecnificación deportiva y conducción de la actividad o práctica deportiva, distribuidas para el ciclo inicial; y Técnico Deportivo en Grado Superior con competencias para el entrenamiento, la dirección de equipos y deportistas de alto rendimiento deportivo y la promoción y la participación en la organización y desarrollo de competiciones.

• Diferentes titulaciones deportivas que no tienen carácter académico: náuticas, patrón de embarcaciones de recreo, salvamento y socorrismo, etc.

• Titulaciones no oficiales impartidas por las administraciones u otras entidades privadas, como por ejemplo, curso de monitor deportivo, de ocio y tiempo libre o incluso de gestor deportivo.

Según lo establecido en la Ley de Cataluña, para ser animador o monitor deportivo profesional y participar en la organización de actividades en el medio natural, sean realizadas o no en verano, se requiere tener la titulación de Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, o Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas (Grado Superior) o Técnico en Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural (Grado Medio), o en su defecto contar con la habilitación o acreditación correspondiente.

Finalmente, hay que tener en cuenta que numerosos colectivos relacionados con las titulaciones específicas del deporte vienen denunciando, desde hace muchos años, el intrusismo que se practica en el mercado laboral del deporte. El intrusismo propiamente dicho consiste en el ejercicio de los actos propios de una profesión sin tener la titulación necesaria, y ello está penalizado por el Código Penal.

 

El papel fundamental del voluntariado. Derechos y obligaciones

¿Quién no ha sido voluntario en alguna ocasión? El voluntario es el rostro humano de la actividad deportiva en la que interviene, y los participantes le tendrán siempre como punto de referencia.

Los cuatro elementos comunes que caracterizan el trabajo voluntario, según la Ley del Voluntariado 6/1996, de 15 de enero, son:

1. El voluntariado no es obligatorio: Se trata de una opción personal y libre, sin ningún tipo de coacción. Es un derecho y no una obligación.

2. Es interesante para la sociedad: Su finalidad es dar un servicio a los demás, los beneficiarios de la acción no son ellos mismos.

3. No es remunerado: Se colabora desinteresadamente, sin recibir gratificación económica de ningún tipo, aunque la organización debe asumir los gastos generados.

4. Se realiza en un marco organizado: No se contempla el trabajo aislado e individual, sino encuadrado en una organización con objetivos bien definidos.

Tenemos que evitar “utilizar” el voluntariado como mano de obra barata, que sustituya a trabajadores remunerados. El voluntario tampoco es un mero objeto para intereses particulares.

El voluntario, como persona comprometida con el proyecto en que participa, adquiere unos determinados derechos y se obliga, de forma libre y voluntaria, a asumir una serie de deberes. Es recomendable que la entidad responsable del voluntario le informe desde el principio sobre cuáles son sus derechos y obligaciones, y las funciones que tiene encomendadas. Incluso formalizándolos por escrito mediante el correspondiente acuerdo o compromiso que concrete también la duración, las causas y formas de desvinculación por ambas partes.

Derechos:

1. Estar identificados o acreditados ante terceros.

2. Percibir compensación por todos los gastos que ocasione su actividad.

3. Recibir información sobre las funciones a realizar y la entidad responsable.

4. Recibir la formación necesaria. Tener oportunidades para aprender y progresar.

5. Recibir el material deportivo apropiado.

6. Estar asegurado en caso de accidente y enfermedad, y de posibles responsabilidades por daños.

7. Disponer del soporte material y apoyo humano necesario.1144-3

8. Participar activamente en la organización en que se inserten, colaborando en la elaboración, diseño, ejecución y evaluación de los programas y actividades.

9. Realizar su actividad en condiciones de seguridad e higiene adecuadas.

10. Respeto a su libertad, dignidad, intimidad y creencias.

11. No ser explotados.

12. Recibir el reconocimiento social y de la organización. Recibir un diploma y certificado acreditativo.

Deberes:

1. Conocer y observar las normas de la entidad organizadora.

2. Cumplir hasta el final el compromiso asumido.

3. Participar en las acciones formativas previstas por la organización.

4. Ser amable, cortés, educado, disciplinado y mantener un comportamiento adecuado a las circunstancias.

5. Ser participativo.

6. Ser flexible en las tareas que le pida la organización.

7. Llevar la equipación oficial y la acreditación correspondiente, y utilizar correctamente los materiales o instrumentos de la organización.

8. Ser puntual y cumplir los horarios. Avisar con tiempo suficiente si por algún motivo no se puede asistir.

9. Mantener la confidencialidad de la información recibida.

10. Observar las medidas de seguridad e higiene que se adopten.

11. Rechazar cualquier contraprestación material que pudieran recibir del beneficiario o de otras personas relacionadas con su acción.

12. Respetar los derechos de los beneficiarios de su actividad voluntaria.

 

Recomendaciones

• En la organización, planificación y coordinación de actividades deportivas (campamentos, campus de verano, etc.) debe haber un Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. En la ejecución y desarrollo de las distintas actividades debemos contar con técnicos superior en animación de actividades físico-deportivas, técnicos en conducción de actividades físico-deportivas en el medio natural y, en su caso, con técnicos deportivos si se desarrollan modalidades deportivas de su especialidad.

• Comprobación de las titulaciones y, en su caso, si hay certificados de habilitación, validación o acreditación de las competencias.

• Nuestros clientes valorarán positivamente que las actividades sean organizadas por un equipo de personas tituladas.

• Cuando en la organización de actividades deportivas vayan a participar voluntarios, hay que firmar un documento en el que se detallen todos los aspectos de esa relación.

• No utilizar al voluntariado para disminuir la partida de gastos de personal, sino porque realmente valoramos su aportación e invertimos en su experiencia y formación.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

 

La gestión de la deuda es esencial en todas las entidades deportivas. Un buen trabajo en este campo pasará desapercibido, pero una mala labor puede llevar a la sociedad más sólida a la falta de liquidez y, finalmente, incluso a su desaparición.

Podemos clasificar la deuda en exigible y no exigible, en función de la posibilidad del acreedor de reclamar el pago de la deuda. Dentro de la deuda no exigible incluimos las reservas, los resultados no distribuidos y el capital social de la empresa. Evidentemente a mayor proporción de deuda no exigible frente a la deuda exigible, mayor estabilidad para la empresa. Esto viene definido por el ratio de endeudamiento (Deuda exigible / Pasivo total). Un ratio de endeudamiento que tiende a cero supone una empresa financieramente saneada.

Cuanto mayor sea la proporción de deuda a largo plazo, mayor la estabilidad de la empresa, expresado por el ratio de recursos permanentes. Finalmente, destacamos que la estabilidad financiera de la empresa y los ratios de endeudamiento tranquilizadores son contrarios a los conceptos de apalancamiento, haciendo menos rentables los fondos propios y las inversiones de los accionistas.

Pasamos a repasar las diferentes fuentes de financiación de la deuda.

Créditos

Los créditos, ya sea en forma de préstamos bancarios, no bancarios o empréstitos, constituyen en la mayoría de los casos la fuente de financiación de la deuda más importante en las empresas deportivas.

El crédito bancario puede plasmarse en forma de préstamos a corto, medio o largo plazo. El corto plazo suele consistir en líneas de crédito que permiten a la empresa disponer de liquidez de una forma inmediata hasta un tope máximo fijado a la firma de la póliza de crédito o bien por medio de los saldos deudores que la empresa deportiva mantiene con las entidades bancarias. El medio y largo plazo lo forman créditos con un vencimiento más prolongado.

Generalmente cuanto mayor sea el plazo de vencimiento de la deuda, más cómoda será la situación de la entidad y más favorable para ésta, no obstante, el período de aprobación y las condiciones para la consecución de créditos a largo plazo son más severos que en los créditos a medio plazo, de modo que es frecuente la utilización de préstamos a medio plazo como puente hasta la consecución de financiación a largo plazo. A estos créditos se les da el nombre de préstamos de prefinanciación.

Al margen del crédito bancario hay otras alternativas, como son las emisiones de bonos u obligaciones que pueden adquirir incluso los propios miembros de la entidad deportiva (como ejemplos, las diferentes emisiones de bonos realizadas por los gimnasios DIR para afrontar su expansión o los 75 millones de libras emitidos por el Chelsea FC en Eurobonds para financiar la compra y remodelación de su estadio).

Este tipo de crédito recibe el nombre de empréstito y, en ocasiones, puede amortizarse convirtiendo su valor en acciones de la sociedad. En este caso hablaremos de bonos convertibles.

También se engloban en este apartado los préstamos que algunos benefactores o empresas de su propiedad conceden a entidades deportivas de su agrado.

Estas aportaciones pueden ser con ánimo de lucro e incluso, en algunos casos, a pesar de considerarse créditos llegan a convertirse en donaciones a fondo perdido o casi a fondo perdido si el acreedor no exige la devolución del capital.

Financiación de la deuda con fondos propios

Otra de las vías es la transformación de la deuda en fondos propios. Para ello la entidad cuenta básicamente con dos caminos: el primero de ellos pasa por emitir una ampliación de capital. Esta ampliación de capital podrá ser suscrita por sus actuales accionistas o bien abierta a todos (ver la reciente ampliación de capital llevada a cabo por el RCD Espanyol, con prioridad en la adjudicación para sus accionistas, en segunda instancia para sus socios y finalmente abierta a todos).

En otros casos son los acreedores los que reciben directamente acciones como forma de pago de su deuda. Ese es el más claro ejemplo de eliminación de deuda por medio de la cuenta de fondos propios. Como hemos visto en el apartado anterior, los bonos emitidos por la sociedad pueden ser convertibles en acciones y, de este modo, la transformación de deuda en fondos propios sería automática.

Las ampliaciones de capital pueden llevar asociadas una eventual salida a bolsa (siguiendo con el ejemplo de los gimnasios DIR, recientemente estudió su salida a bolsa por medio de una emisión de acciones cotizadas vinculadas a una ampliación de capital).

La no distribución de beneficios, cuando una sociedad deportiva los obtiene, también es un modo de eliminar la deuda o financiar nuevos proyectos mediante la cuenta de fondos propios. De este modo, los beneficios retenidos pasan al pasivo de la empresa en forma de fondos propios.

En cualquiera de estos dos casos, ya sea mediante una ampliación de capital o bien gracias a la no distribución entre los accionistas de los beneficios obtenidos, la sociedad incrementa la cuenta de deuda no exigible del pasivo de su balance. Esto le permite, en caso de no ampliar su activo, reducir sus deudas exigibles, reestructurarlas o afrontar nuevos proyectos de inversión sin necesidad de endeudarse.

Anticipos de clientes

Los anticipos de clientes son otra de las vías de financiación a corto plazo. Cuando el abonado de cualquier club deportivo (tanto da que hablemos de un gimnasio o de un asiento en un estadio de fútbol) está pagando por adelantado un semestre o un año de su cuota, en realidad lo que está haciendo es anticipar a la entidad el pago por un producto o un servicio que todavía no ha recibido ni disfrutado.

Del mismo modo, seguimos hablando de anticipos de clientes cuando una empresa de catering adelanta dinero por explotar un espacio durante un periodo de tiempo o cuando una entidad deportiva recibe por parte de una empresa un pago a cuenta de los derechos de explotación de su imagen o los derechos televisivos. La empresa que realiza los pagos está adelantando dinero por un negocio que llevará a cabo en el futuro.

En definitiva, en cualquiera de los casos el cliente está anticipando a la empresa un dinero a cuenta del servicio que recibirá en el futuro, pero que todavía no ha recibido. Esta es una forma de financiación de la deuda de la entidad, generalmente a muy corto plazo.

Al contrario de lo que sucedía con otros flujos de caja que permitían adquirir deuda a largo plazo, los anticipos de los clientes no son el medio que mayor estabilidad aporta a la empresa deportiva.

 

Leasing

El leasing es un instrumento financiero que permite a las entidades deportivas afrontar inversiones sin necesidad de recurrir a otra de las fuentes de financiación que ya hemos visto.

El leasing consiste en un contrato mediante el cual la sociedad de leasing adquiere el bien que la empresa deportiva decide –ya sea un bien mueble o inmueble-, y lo cede a ésta para su utilización durante un tiempo predeterminado. A cambio, el arrendatario se compromete a realizar unos pagos periódicos a la sociedad de leasing.

Al finalizar el periodo predeterminado, la empresa deportiva tiene dos posibilidades:

• Ejecutar la opción de compra por el bien, que pasará a ser de su propiedad. Esta opción se ejecutará a un precio que llamaremos valor residual y vendrá determinado por el coste de adquisición del bien, los gastos ocasionados y los intereses, así como los pagos ya realizados por el arrendatario. Generalmente las operaciones se estudian para que el valor residual sea muy pequeño, de modo que casi la totalidad de las operaciones finalizan de este modo con la adquisición del bien por parte del arrendatario.

• La empresa tiene también la posibilidad de no ejercer la opción de compra, caso en que deberá devolver el bien a la empresa de leasing. Esta es la opción menos frecuente.

Este tipo de operaciones tienen como principal ventaja el hecho de ser totalmente deducibles como gastos y en el período de duración del leasing, independientemente del tiempo que la Agencia Tributaria marque para amortizar ese bien. Además acostumbran a ser operaciones de aprobación rápida y mantienen intacta la capacidad de endeudamiento del cliente.

Como contrapartida, la empresa tiene la obligación de cumplir el contrato con posibilidades de penalización y supone un mayor coste frente a la financiación tradicional.

El lease-back es otro de los mecanismos financieros que forman parte de este mismo grupo de operaciones. En este caso, el propietario de un bien lo vende a una sociedad de leasing y, a continuación, firma un contrato de leasing sobre el mismo. De este modo puede seguir disfrutando del bien y, a la vez, obtener liquidez y beneficiarse de las ventajas fiscales del leasing.

Como ejemplo, supongamos que un club deportivo desea equipar sus instalaciones con elementos que debería amortizar en diez años. Si esta sociedad decide pagar este equipamiento con fondos de su propia caja o bien recurrir a un crédito bancario, se encontrará con la necesidad de que pasen diez años para ver el coste de la adquisición deducido de sus cuentas. Por el contrario, si realiza la compra mediante una operación de leasing, supongamos que a cinco años, todas las cuotas serán deducibles desde el primer día y, dado que en la mayoría de los casos la cuota final es simbólica, habrá amortizado el bien en sólo cinco años y no en los diez que la Agencia Tributaria exigía.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

 

Contextualización. Antecedentes de la práctica deportiva

El deporte despliega su importancia en muchos aspectos. A nivel social, está relacionado con la salud, la educación y los valores como la solidaridad o el juego limpio. En el plano económico, influye, directa e indirectamente, sobre aspectos como la construcción de infraestructuras o la generación de empleo, en este sentido, ocupa un lugar privilegiado en el mercado económico representando un porcentaje del PIB del 2,4%.

1138-1 Las actividades deportivas forman parte de la denominada industria del ocio, de la recreación, del tiempo libre, de la salud, del turismo o de la estética, y ello ha propiciado el nacimiento y la proliferación de numerosas ocupaciones dentro del ámbito del deporte ofertadas tanto por el sector público como por el privado.

En España se vienen realizando encuestas para conocer los hábitos deportivos de los ciudadanos desde el año 1980. En el año 2005, el 37% de la población comprendida entre los 15 y los 75 años practicaba algún tipo de actividad física, siendo más activos los hombres que las mujeres; mientras que el 63% restante no practicaba actividad física alguna (García Ferrando, 2005)
1138-2

La Constitución Española establece en el Artículo 43.3 que “Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio.”Este Artículo se encuentra dentro del Capítulo III “De los principios rectores de la política social y económica”, por lo que en el año 1978 el legislador no entendió que el deporte era un derecho fundamental (Capítulo II. Sección I), ni tan siquiera un derecho (Capítulo II. Sección II) de nuestra Carta Magna.

No obstante, el espectacular cambio que se ha producido en el ámbito deportivo occidental ha convertido al deporte en un servicio de interés público y un derecho de los ciudadanos.

1138-3

Al amparo del mandato constitucional, las distintas administraciones implicadas dan cumplimiento al deber de fomentar el deporte de maneras muy diversas: organización de eventos, construcción de instalaciones, oferta de programas deportivos, subvencionando a las entidades deportivas…, que han ido modificando sustancialmente el panorama de los servicios deportivos orientados a la ciudadanía como un vehículo más para la mejora de su calidad de vida.

 

La motivación para la práctica deportiva

El Eurobarómetro sobre deporte y actividad física realizado por la Comisión Europea en el año 2009 establece como principales motivos de los españoles para la práctica deportiva los siguientes: mejorar la salud (61%), relajarse (40%), mejorar la condición física (29%), mejorar la apariencia física (28%), divertirse (25%) y controlar el peso (18%)

1138-4

1138-5Las últimas encuestas de hábitos deportivos reflejan la tendencia al incremento de la práctica deportiva de carácter no competitivo. Los españoles en un 74% practican deporte sin preocuparse en competir, al margen de estructuras deportivas como las federaciones y los clubes deportivos. En definitiva, hacen deporte “por su cuenta”, buscando motivaciones distintas a las que aporta el deporte reglado y el deporte de competición, donde lo importante es el rendimiento y el resultado.

1138-6

La encuesta de hábitos deportivos en España 2010

La encuesta fue realizada del 24 de marzo al 30 de abril de 2010 por el Centro de Investigaciones Sociológicas con la financiación del Consejo Superior de Deportes, sobre una muestra de 8.925 entrevistas válidas realizadas en 632 municipios y 52 provincias.

Cerca de 16 millones de personas mayores de 14 años hacen deporte en España. El 43% de éstos tiene entre 15 y 75 años, 6 puntos porcentuales más que en 2000 y en 2005. La práctica deportiva de la población española de edades entre 15 y 65 años ha subido 20 puntos porcentuales de 1980 a 2010.

1138-7


1138-8 Casi una de cada tres personas practicantes de deporte en España son mujeres. La diferencia de práctica deportiva entre hombres y mujeres continúa en torno a 18 puntos porcentuales. El incremento en el grupo de mayores ha sido mucho mayor que en los jóvenes, con una subida de 18 puntos en la última década.

En cuanto a los deportes más practicados, destacan: gimnasia de mantenimiento (35%), fútbol (27.5%), natación (22.4%) y ciclismo (19.4%)

Otro de los aspectos analizados por la encuesta son los artículos deportivos que se pueden encontrar en los hogares españoles. Y el resultado parece sorprendente, ya que hay más bicicletas que balones de fútbol.

1138-9

En cuanto al uso de instalaciones deportivas los españoles prefieren hacer deporte en lugares abiertos.

1138-11

Más de dos millones de extranjeros a partir de 15 años residentes en España hacen deporte. La gran mayoría de los encuestados considera el deporte como un instrumento de integración.

1138-12

1138-10 Un 88 % de la población española considera que los medios de comunicación dedican mucha más atención al deporte masculino que al femenino. A su vez, un 76% entiende que las retransmisiones de competiciones de deporte femenino y masculino deberían ocupar el mismo tiempo en horario de máxima audiencia.

Respecto a la opinión sobre el lugar que ocupan en la actualidad el deporte y la educación física, los resultados muestran que en la última década se ha incrementado en 9 puntos el número de españoles que estiman que el deporte ocupa un lugar bastante o muy importante.
1138-13

Tres de cada cuatro personas entrevistadas estiman como buena o muy buena la posición del deporte español en el contexto internacional y cerca del 80% cree que es mejor o mucho mejor que hace 10 años.

Además, el 85% de la población española se identifica con los éxitos del deporte español, sintiéndose orgullosos cuando los deportistas españoles o las distintas selecciones realizan una buena actuación.

En cuanto al seguimiento por televisión de programas de información deportiva, el 47% de los hombres afirma que los ve todos o bastantes, mientras que el 63% de las mujeres afirma que casi nunca o nunca los ve.

 

1138-14

 

Conclusiones: El perfil de la práctica deportiva en España 2010

• Los españoles hacen cada vez más deporte.

• Cada vez de forma más “desinstitucionalizada”, por su propia cuenta

• Cada vez menos con un fin competitivo.

• Cada vez más en lugares abiertos.

• Los principales motivos son: mejorar la salud (61%), relajarse (40%) y mejorar la condición física (29%)

• Sigue existiendo asimetría de género.

• El incremento de la práctica deportiva en el grupo de mayores ha sido mucho mayor que en los jóvenes.

• Cada vez más españoles otorgan mayor importancia al deporte y a la educación física.

• Cada vez más españoles están más orgullosos de los éxitos del deporte español.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado