Pablo Diaz

Primer año entrenando al Egara y título de Copa del Rey de hockey hierba. Conoc

 

Primer año entrenando al Egara y título de Copa del Rey de hockey hierba. Conociendo el deporte español, habrá quien diga que tiene suerte, pero la intensidad con la que trabaja Pablo Díaz no permite resquicio a la improvisación. Este ex alumno de Iesport viajó de Asturias hasta Terrasa para dirigir a un club legendario. Y ha estado a la altura del desafío.

Debut en Terrassa y éxito incontestable. Uno planifica y trabaja las cosas, ¿pero esperabas un curso tan bueno?

La verdad es que si me lo dicen antes de empezar hubiera firmado. Tras ganar la Copa, una vez en la semifinal de los playoff de Liga lo que quieres es ganar y jugar la final, por lo que contento por un lado, pero con una espina bastante clavada en otro.

Para 2008, ¿ganar la Liga es demasiado? ¿Qué objetivos te marcas?

Sin duda es el éxito que todo el grupo quiere tener, ganar la liga. El club Egara lleva muchos años sin ganarla y los jugadores tienen hambre y harán lo que sea por conseguirlo. Mis objetivos con el equipo es elevarle su nivel en cada área, técnica, táctica, estratégica, física, médica-alimentación… También tenemos por primera vez la Eurohockey League. Estamos clasificados, va a ser algo espectacular y queremos llegar lo más lejos posible.

El deporte español quizá no disfrute los éxitos. La selección de baloncesto ganó el oro en Japón y ya le estaban pidiendo ganar el Eurobasket y los Juegos Olímpicos. ¿Pasa en tu deporte o la presión es menor?

La presión es menor al ser más desconocido pero hemos de ser conscientes, como sociedad, que hay otras cosas más importantes en que fijarse que no sólo la victoria, como el compromiso, el esfuerzo, el trabajo y juego en equipo, el compañerismo, la deportividad… Sólo se mira si ganas o pierdes y más cuando ya has conseguido algo y tus expectativas y las que los demás ponen en ti son altas. En el alto nivel siempre tienes 3-4-5 equipos que la diferencia es mínima y depende de muchísimos factores el que ganes o no, unos controlables y otros no tanto.

¿Cual es el funcionamiento de un club mítico como el Egara? ¿Y el tuyo?

Hay muchos niños y niñas jugando desde los 4 años, y esto ya te asegura casi todo. Es un club muy familiar. Funcionamos de una forma bastante tradicional aunque ahora hemos dado un gran paso porque han hecho unas instalaciones para los socios de altísimo nivel. Por eso creo que vendrán nuevos socios y espero nuevas familias donde los hijos e hijas jueguen a hockey.

Mi funcionamiento dentro del club es el de gestionar un staff con dos ayudantes técnicos, un preparador físico, dos fisios y un jefe de equipo y una plantilla de 18 jugadores y hacerlo todo con la máxima profesionalidad.

El Egara tiene una cantera ejemplar y tú una gran trayectoria con la base. ¿Cómo trabajar con los niños y con los adolescentes?

Priorizando sobre lo que quieres trabajar, tienes que ir a formar personas en primer lugar, a que aprendan lo que es el deporte y la forma de actuar en cada momento. Por supuesto, si tienes un equipo competitivo como los primeros equipos del Egara tienes que ir también a por todas. Debes inculcar esa mentalidad. En cuanto a nivel de entrenamiento, a estas edades lo más importante es la técnica individual sin duda, ya habrá tiempo para el físico, para la musculación…

¿Y las niñas?

No he trabajado con niñas, no lo puedo decir pero si entrenara creo que haría exactamente lo mismo.

Una vertiente interesante del club es lo que llamáis Egara Solidari. Explícanos.

Son unas personas muy comprometidas que por medio de la masa social que mueve el club aportan ideas para colaborar con la gente que lo necesita. Es para sentirse orgulloso de lo que hacen, desde luego.


¿Eres de los que piensa que el deporte puede cambiar el mundo? ¿Qué papel debe tener a tu juicio?

Se han de mirar más los valores que el deporte te puede dar y que los deportistas suelen tener. Aquí, para mí, la prensa tiene mucho que decir. Me encantaría poder trabajar de periodista para un diario porque vería muchas cosas positivas que hay en la competición que la prensa no ve. Y aquí si que la sociedad se podría empapar de estas cosas porque las vería, cosa que ahora no ve. La prensa no ayuda nada de nada al contrario, es un desastre.

Te habrán dicho muchas veces lo de “¡Qué joven para estar aquí!”¿Cómo valoras la formación académica en referencia a la edad y experiencia vital para tener éxito en el deporte?

Si que me lo han dicho, pero si crees que lo puedes hacer, hazlo, lo importante es que tú creas que estás preparado o que tienes un nivel al menos. Luego vas mejorando porque aprendes día a día en un equipo. No puedes dejar nunca de aprender, de ver si funciona lo que dices o haces, si tiene efecto, es algo muy bonito y te motiva porque has de dar siempre lo mejor de ti. Hay días que sale mejor y otros no tanto, pero aprender de todo esto te hace crecer también como entrenador.

¿Qué poso te dejó tu formación en Iesport? Lo más positivo

Sin duda te hace ver que en un club hay mucha gente trabajando, cada uno con su responsabilidad, y que la gestión es clave para que todo funcione. Si queremos entrenar y competir a tope, damos por supuesto que las instalaciones están a punto, que se van modernizando para tener más calidad, que el club tiene un buen director técnico con el que pueda sacar conclusiones de todo tipo, que a nivel económico la cosa funcione y pueda de vez en cuando hacer algo especial con el equipo que crea necesario… son muchas cosas las que tiene un club que hacer para que funcione bien y esto en Iesport lo contáis todo muy detallado.

¿Por qué escogiste Iesport?

Pues todo fue porque me llegó algo de publicidad vuestra al acabar mis estudios de Magisterio. Era un año en Gijón donde tenía tiempo libre y dije, voy a hacer esto que seguro va a ampliar mi currículo y me va a dar otra visión.

¿Qué margen de crecimiento tiene el hockey hierba en España? ¿Qué hay que hacer para que aumenten los practicantes y el seguimiento?

Es muy difícil, creo que el camino está en potenciar mucho las zonas donde hay, que son muchas pero potenciarlo más. No es fácil competir con otros deportes en las diferentes regiones de España.

¿Por qué tenemos tan extraordinaria selección cuando no es un deporte de masas?

Por muchas razones, primero porque hay tres clubs en España que son el Egara, el Atletic de Terrassa y el Club de Polo de Barcelona que tienen 300 niños en la escuela, y en un ambiente donde se respira nivel y ambición. Es decir, miras ahora la selección y el 80% son de estos clubes. El resto ayuda y complementa. Otra razón es porque desde pequeños trabajan con la Federación Española y tienen experiencias internacionales y esto también te hace crecer mucho como jugador.

Posibilidades y rivales para ganar el oro olímpico

Las mismas que Australia o Holanda. Ahora mismo España puede ganar a cualquiera de las top y perder con cualquiera. Creo que vamos a tener muchas opciones de ganar el oro, pero lo más importante y es el paso de Atenas a Pekín es que todos sabemos que es el objetivo y que estamos preparados mentalmente de verdad para ello. Ahora queda un duro trabajo físico y mucho esfuerzo a lo largo del año con entrenamientos de club de selección, muchas horas.

Tú has trabajado con Hendricks. Él es una referencia. A tu juicio, ¿qué nivel de técnicos tenemos en el hockey hierba español?

Maurits es un coach, es un tío del que aprendes en cada momento. Es un coach (mental) y aparte es un gran entrenador, un trainer como dicen los americanos. Lo tiene todo y además tiene un staff muy, muy trabajador que le sigue. Y también unos jugadores de alto nivel que tienen ilusión. Con estas cosas se reúnen todos los requisitos para conseguir éxitos. El nivel de los técnicos en España, creo que en fútbol no tienen mucho nivel, es todo más mental que otra cosa pero se va subiendo en algunos clubes. En basket siempre es alto, es el deporte que más alto nivel de ‘coaching’ hay y muy cerquita el hockey.

Como en el anuncio, ¿Pablo Díaz qué quiere ser de mayor?

Querer ser mejor entrenador, más completo, a nivel mental como a nivel técnico-táctico-estratégico y que gestione mejor tanto el equipo de jugadores como el staff, esto creo que va unido a la experiencia.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado