Jesús Batres

Por voz, físico y discurso, es un tipo que impone. Jesús Batres nació en Madrid hace 40 años y su clarida

 



Por voz, físico y discurso, es un tipo que impone. Jesús Batres nació en Madrid hace 40 años y su claridad de ideas se nota pronto en la conversación. Habla alto y claro sobre el deporte adaptado, su pasión desde hace unos años y en lo que se vuelca desde la dirección de Escuelas de la Federación Madrileña de Deportes para Minusválidos Físicos. Elogia su formación en Iesport mientras termina el Máster en Dirección de Entidades Deportivas.

Evalúa el momento actual para el deporte adaptado

La mentalidad que va adquiriendo la sociedad es distinta a la que se tenía hace años. Antes se veía a estos deportistas como los pobrecillos. Y ahora se les ve como deportistas puros y duros. Antes no había ni Plan ADO. Y ahora va existiendo. Antes patrocinar a un deportista adaptado era casi un acto de buena fe.

Cualquiera que asista a un torneo de tenis o de baloncesto en silla de ruedas, por poner dos ejemplos, verá que de pobrecillo minusválido nada. Hay pique, hay rivalidad y competitividad.
Aquí hay un problema clave. Si no se conoce, se tiene un concepto totalmente distinto. Y en esto influyen mucho los medios de comunicación. Tú puedes ser el mejor en tu profesión, pero si nadie te conoce…La gente que no conoce el deporte adaptado, cuando va a una competición se da cuenta que no son pobrecitos como bien dices.

¿Tú cómo te metes en este sector del deporte?

Un buen amigo mío me engañó vilmente. (se ríe) Él me comentó que arbitraba baloncesto silla de ruedas, fui a verle y a la semana siguiente me designaron para un encuentro. No veía nada, escuchaba muchos choques de sillas y olía a cerilla que es a lo que huelen esos choques. Pero luego ya me fui metiendo en el asunto.

La figura del árbitro, tan necesaria como polémica. El mejor árbitro es el que pasa desapercibido.

Durante tu periodo como director técnico de la FMDMF las licencias han aumentado un 300% ¿Qué argumentos utilizas para convencer a tanta gente para federarse?

Hay muchos discapacitados que creen que no pueden practicar deporte por el mero hecho de sufrir una discapacidad. Hace años el decir que un parapléjico podía esquiar…cuando empezamos eran tres personas y ‘sólo’ amputadas. Y ahora hablamos de 200 licencias en Madrid de personas que practican el esquí adaptado. Somos la Comunidad con más licencias de esquí en toda España. ¿Cómo lograrlo? Pues acudiendo a hospitales y asociaciones para incentivarles y convencerles de que sí pueden hacerlo. Hace años hicimos una campaña con Ayuntamientos que resultó bastante bien y hubo un tirón grande. Es mejor hacerlo personalizado.

¿Dónde está el mayor margen de mejora para el deporte adaptado?

Ayudaría mucho contar con instalaciones deportivas perfectamente adaptadas. Eso es fundamental. Muchos Ayuntamientos las están diseñando, aunque la mayoría de las actuales son instalaciones accesibles, que no adaptadas. Y más aún, el tema del material deportivo. Una silla especial para tenis vale más de 3.000 euros. Una silla de baloncesto especial pesa 8-9 kilos. ¡Y la gente practica con sillas de 25 kilos! Eso no les permite potenciar al máximo sus habilidades.

¿El baloncesto sigue siendo el rey de los deportes para personas con discapacidad?

No, no. Ahora mismo, el esquí. Era un deporte que en Madrid sonaba raro comparado con otros sitios como Granada o Cataluña, pero ahora mismo es lo que más se practica. Y luego vienen baloncesto y natación. Hípica también está pegando un incremento muy considerable.

Has hablado de instalaciones y material, ¿hay suficientes técnicos?

No. En técnicos también existe bastante déficit. Muchas veces no puedes crecer más porque te faltan técnicos. Se lanzan cursos de formación, pero la afluencia sigue siendo muy pobre. Y claro, hay deportes, como natación, en los que necesitamos muchos más incluso para la seguridad del alumno. En cualquier deporte, el monitor es fundamental. Y en los nuestros, más aún.

El paso siguiente al monitor es el gestor. Cuéntanos tu experiencia formativa en Iesport.

Yo hice el curso de Dirección de Entidades Deportivas. Y ahora estoy tratando de terminar el Máster. Me ha aportado muchos conocimientos, pasos y razonamientos que a veces hacía porque sí. Ahora sabes cómo organizar mejor. Por ejemplo, en eventos deportivos, saber dividirlos en áreas. Porque si no, te saturas y no puedes dar más de sí. O quizá la persona encargada de varias áreas no tiene conocimiento suficiente para tanto y es mejor parcelar el trabajo. En mi Federación, por ejemplo, hemos dividido la dirección técnica en dos y yo me he quedado en Escuelas Deportivas.

Nos alegramos de haberte aportado algo

Es un enfoque distinto. Te da las pautas a seguir para una buena dirección de una entidad o evento deportivo. Y los casos prácticos son bastante importantes para mejorar en el aspecto económico. En una federación hay dos partes fundamentales: la técnica y la económica. Si alguna de las dos falla, la otra va a pique. Y con los casos de Iesport lo veías muy claro.

¿Qué te ha aportado todo estos años trabajando con personas con discapacidad?

Hay de todo. Alegrías y tristezas. Pero más alegrías. Yo vengo de ser árbitro de baloncesto a pie y lo dejé radicalmente por el deporte adaptado. Ves un afán de superación increíble. No lo ves tanto en el deportista ‘normal’. El último evento en el que colaboré fue el Campeonato de España de boccia (similar a la petanca) para paralíticos cerebrales. Y ver la cara de felicidad de los chavales cuando aciertan, quieras o no, te va contagiando. Verles felices a ellos…(se queda sin palabras).

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado