Pedro Rios

  Su simpatía andaluza no tarda en aparecer. Pedro Ríos (Málaga, 1971) nos atiende de

 

Pedro Rios

Su simpatía andaluza no tarda en aparecer. Pedro Ríos (Málaga, 1971) nos atiende desde su despacho de presidente de la Federación Andaluza de Squash. Técnico en Dirección de Entidades Deportivas 1999 por el Instituto Kernaba, Asesor fiscal, casado y con dos hijos, Pedro ha sido un excelente jugador (5 veces subcampeón de Andalucía y actual número uno +45 años) y trata de impulsar al máximo el deporte que le apasiona.

Suena muy bien lo de presidente de la Federación Andaluza. ¿Es para tanto el cargo o también hay mucho de voluntarismo en tu labor?

Si no hay ‘pringaos’ en esto, yo creo que no funcionaría nunca. (Risas) Le tengo que dedicar tiempo todos los días porque si no esto no va. Quizá sea el que más curro…¡y al que más dinero le cuesta estar aquí! En un deporte pequeño que no mueva mucho dinero, parece que a la gente no le gusta mucho implicarse. La Junta de Andalucía nos ha ayudado con un local para la sede. Pero es cierto que te quitas tiempo de tu trabajo y familia. Uno lo hace con gusto. A mi me encanta viajar y conoces mucha gente

¿Por qué defiendes el squash?

Mucha gente dice que es muy peligroso. Que se sufre muchas lesiones. Pero yo veo mucho más peligrosos otros deportes. El squash puede tener riesgos si uno se mete en la pista a lo loco. El que dice, venga, he terminado de trabajar y me voy corriendo a la pista sin calentar ni estirar. O gente que no tiene ni un mínimo conocimiento de cómo se debe jugar. Pero eso pasa en muchas más disciplinas. Y además, el nuestro es un deporte espectacular. Cuanto más alto sea el nivel de los practicantes, más se nota la espectacularidad del squash.

¿El squash nacional avanza, se estanca o retrocede?

Hace un tiempo estaba bastante regularcillo. Pero llevamos un par de años que se ha estabilizado la Federación. Cuando hay menos luchas internas, es cuando más se avanza al estar todos a una. Por ejemplo, en el Open de Palencia hubo que poner un tope a las inscripciones en 80 jugadores para poder concluir en un fin de semana.

¿Y cómo te metes en esto?

Yo siempre he sido deportista. Empecé en el fútbol, como todo el mundo. Cuando hice la mili me dediqué al tenis. Seguí durante tres o cuatro años, pero decía: esto es poco para mí. Probé el squash y seguí, seguí y seguí hasta que ya comencé a entrenar y prepararme más en serio para disputar campeonatos.

Ahora mismo, soy el número uno de España en +45 años. Quizá recuerdo con especial cariño la primera final que alcancé en el Campeonato de Andalucía. Sólo llevaba cinco o seis años jugando y tenía los nervios a tope. Luego he disputado otras cuatro finales, aunque nunca he llegado a ganar el título.

Por tanto, recomiendas hacer deporte pasada la juventud

Es que hay que seguir. En nuestros campeonatos de veteranos se ve hasta gente de 60 años jugando. Ahora han sacado una bola que bota más y que permite hacer más sencillo el squash. Yo soy de los que piensa que una persona empieza a ir hacia atrás en el momento que deja de trabajar o de hacer deporte. Siempre hay que tener actividad.

¿Qué te ha aportado tu formación en Iesport?

Me ayudó bastante. Vi cosas que a lo mejor no veía. Yo sabía mucho de números, pero al hablar de deporte varía mucho todo. Me vino bastante bien y estoy contento de haberlo hecho. Te da mayor capacidad para organizar temas deportivos. Le puede venir bien a cualquiera que finalice su etapa como deportista y quiera seguir en el deporte a nivel organizativo o arbitral. El Curso Iesport te complementa mucho lo que hayas aprendido anteriormente.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

INFÓRMATE SOBRE NUESTROS CURSOS

Colaboraciones

Mantente informado