Recomendaciones a la hora de planificar un campus multideportivo para períodos vacacionales

Recomendaciones a la hora de planificar un campus multideportivo para períodos vacacionales

Recomendaciones a la hora de planificar un campus multideportivo para períodos vacacionales

Introducción

Ahora que empieza el verano, hay que saber como organizar y planificar un campus multideportivo.

Una vez los niños han finalizado el curso escolar o en épocas vacacionales, muchas familias se encuentran sin posibilidades a la hora de dejar a sus hijos en buenas manos. Además, el hecho de que muchos padres tengan que cuidar de sus pequeños provoca que abandonen las salas de los centros deportivos, perjudicando al club. Por eso, una buena solución pasa porque los directores deportivos se percaten de las enormes posibilidades que tienen sus instalaciones en verano. Una de ellas puede ser la de organizar un campus multideportivo para niños y niñas, un proyecto excelente con el que se cumplirían tres objetivos: liberar a los padres durante varias horas al día del cuidado de sus hijos para que puedan acudir al gimnasio de forma habitual; educar a los niños en los valores del deporte; y reducir el sedentarismo en edades tempranas.

Desde un punto de vista de la gestión y administración del centro, esta propuesta también es positiva, ya que reduce las posibilidades de que muchos socios se den de baja durante el verano y además aumenta considerablemente los ingresos durante este periodo gracias al campus.

En el presente artículo se hablará de los beneficios de organizar un campus para un centro deportivo, tanto desde la perspectiva de la gestión como de las ventajas que puede presentar para el futuro de los niños.

Recomendaciones generales para la formación multideportiva integral

Los campus multideportivos de verano deben convertirse en un referente para la educación de los niños y niñas. Por eso, es importante que a la hora de coordinar el proyecto no se caiga en el error de especializar las actividades en un solo deporte. Tal y como muchos expertos en la materia advierten, la especialización deportiva a edades tempranas no ofrece resultados positivos para los más pequeños. Las razones que alegan son las siguientes:

302-4• La educación debe ser más importante que la especialización deportiva, ya que el objetivo de un campus multideportivo debe ser ofrecer a los niños un completo y variado abanico de posibilidades para que desarrollen sus habilidades y características psicomotrices.

• La especialización temprana puede tener consecuencias negativas en la salud y desarrollo de los niños, ya que se fuerza a los menores a desarrollar habilidades propias de adultos para practicar el deporte de una forma efectiva. Algunas de las consecuencias pueden ser daños en los huesos, articulaciones, corazón y músculos.

• También puede afectar psicológicamente a los niños y niñas, ya que les inculca una competitividad impropia a sus edades que les puede generar estrés, ansiedad y sensación de fracaso.

• Las habilidades motrices también pueden verse afectadas, ya que un deporte intensivo y de alto rendimiento puede perjudicar su correcto desarrollo.

Con lo cual, el director deportivo y su staff deberán tener muy en cuenta estos aspectos previos a la hora de planificar el campus de verano en sus instalaciones.

Beneficios del deporte en edades tempranas

Los centros deportivos pueden convertirse en la referencia de muchos niños a la hora de educarse en los valores del deporte. Gracias a los campus de verano, en los que se practican diversas actividades deportivas, estos pueden sociabilizarse, aprender a cooperar en grupo, a ser solidarios y a disfrutar mientras se desarrollan físicamente. Por lo tanto, los directores deportivos deben cimentar un proyecto de estas características sobre tres ejes fundamentales:

-. Diversión / Deporte / Educación302-1

Si los gestores deportivos son capaces de proyectar el campus multideportivo bajo el criterio de esos tres objetivos, los padres lo tomarán como una actividad interesante para el desarrollo de sus hijos y apostarán fuerte por el mismo. Además, desde un punto de vista técnico, los campus multideportivos son un complemento ideal a la educación que los pequeños reciben en las escuelas, en las que por falta de tiempo no pueden recibir una educación deportiva adecuada a sus necesidades.

De ahí que la organización de un campus multideportivo tenga también una utilidad social complementaria para los niños y niñas: los educa y previene multitud de enfermedades.

• Previene el sobrepeso y la obesidad

• Potencia el desarrollo muscular y cardiovascular

• Reduce la posibilidad de sufrir enfermedades como la diabetes

• Realiza un correcto mantenimiento del equilibrio energético de los niños y niñas

Todos estos son algunos de los beneficios que conlleva la realización de deporte en edades tempranas, sobre todo cuando se practica sin el ánimo de especializar a los niños en alguno en concreto. Ese debe ser uno de los objetivos principales que todo director deportivo debe tener en cuenta a la hora de coordinar este tipo de proyectos: el campus debe ser multideporte y mostrar a los niños y niñas los beneficios de todos los deportes posibles durante las 4, 5 o 6 semanas que dure el campus de verano.

La planificación del campus de verano: una cuestión clave

El planteamiento de un campus de verano en un centro deportivo no es sencillo, sobre todo por la multitud de variantes que los coordinadores deben manejar en el caso de que surjan imprevistos en el día a día (lluvia, instalaciones en mal estado...). A pesar de todo, los directores deportivos deben enviar un mensaje claro y conciso a los encargados de coordinar todo el proyecto. Ese mensaje debe estar sustentado en tres ejes bien diferenciados:

1. La determinación del modelo de persona al que va dirigido el campus: debe estar muy claro cuál es el perfil del niño/a al que se dirigirán las actividades, ya que dependiendo de la edad y condiciones físicas se podrán llevar a cabo unas u otras. Por lo tanto, resulta básico fijar un intervalo de años (normalmente oscila entre los 3 y los 12 años) para poder subdividir grupos y organizar las actividades para que resulten adecuadas y no se solapen con las del resto de socios (gestión de los horarios de la piscina, de la pista de tenis o de la zona de atletismo).

2. Análisis de la realidad: también es importante realizar un estudio previo de las posibilidades que ofrecen las instalaciones del centro deportivo a la hora de organizar un campus multideportivo. Lo ideal es que el club cuente con zona de piscina (para mitigar el calor y realizar deportes acuáticos), diferentes pistas donde poder practicar deportes y también es importante que haya parques cercanos para poder hacer otro tipo de actividades complementarias y al aire libre.

3. Fijar objetivos generales: como ya se ha mencionado anteriormente, los objetivos generales del campus en todo centro deportivo deberán ser los de divertir educando gracias al deporte. Ese será el mejor reclamo para padres y niños. Ahora bien, una vez fijados estos objetivos generales... ¿qué ocurre con la fijación de normas?

302-3Las normas son otro de los puntos importantes a la hora de planificar un campus deportivo. Estas deben ser claras, concisas y formuladas en positivo. Estos son los ejes básicos sobre los que deben cimentarse las normas:

• Formulación de normas del campus en positivo: por ejemplo, es mejor decir "solo se podrá abandonar el recinto con la compañía de un monitor..." a decir: "queda prohibido salir del recinto deportivo sin un responsable". Siempre resultan más efectivas y los niños y niñas las entienden mejor.

• Las normas nunca deberán ir en contradicción con los objetivos generales que se hayan fijado para el campus.

• Puede haber otro tipo de normas que no deben alcanzar el estatus de "obligación". Se trata de lo que los expertos denominan "consejos". Como, por ejemplo, la recomendación a los niños de no hablar dando gritos, un hecho que mejorará la convivencia y también refuerza su educación.

También, desde un punto de vista organizacional, el director deportivo y su staff deben de tener en cuenta las áreas coordinadoras que deben nombrarse para el campus. Serán, como mínimo, tres:

• Coordinador del campus multideportivo: debe ser designado como responsable directo de la organización del campus, y debe encargarse de coordinar junto con la dirección deportiva del club, todas las gestiones relativas al correcto funcionamiento del día a día de los niños y niñas.

• Área pedagógica: esta área deberá ser la encargada de determinar los objetivos generales del campus, repartir las funciones entre todos los miembros que formen el staff encargado de organizar el campus, prever actividades alternativas y gestionar horarios para que todo salga de forma exitosa.

• Área administrativa: esta otra área es la más independiente respecto al día a día con los niños y niñas. Deberá encargarse de la tesorería, la intendencia (en el caso de que se ofrezca), la sanidad y el bienestar de los pequeños y hacerse cargo de otras gestiones administrativas.

La infraestructura necesaria para planificar un campus para niños y niñas en un centro deportivo es grande, pero con tiempo y buena organización se puede llevar a cabo. Gracias a ello, se podrá reducir el número de bajas en los gimnasios cuando llega el verano y contrarrestar las pérdidas que puedan haber ofreciendo una actividad extra para los socios.

Conclusión

La organización de un campus de verano para niños en un centro deportivo es una tarea que requiere de una gran planificación, así como de la designación de un equipo de trabajo perfectamente estructurado. Los objetivos generales deberán fijarse previamente y deberán ser la piedra angular sobre la que se sustente el proyecto y las normas del mismo.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©JUNIO2018 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

Colaboraciones

Mantente informado