El Director Financiero

El Director Financiero

EL DIRECTOR FINANCIERO

 

1. Introducción

La figura del director financiero es una mezcla entre el garante de la estabilidad económica de la entidad deportiva, efectuando en muchos casos una labor oscura de vigilancia del perfecto cumplimiento de las previsiones, y al mismo tiempo es un planificador que debe anteponerse al camino que realizará la empresa y a las necesidades que en él se encontrará.

En este caso estudiaremos las características y las actitudes del director financiero, para acabar haciendo un recorrido por las funciones básicas que debe llevar a cabo en el ámbito de la entidad deportiva..

2. Características del director financiero

El director financiero de una entidad deportiva debe ser una figura que encamine siempre sus pasos hacia la excelencia en el sector, lo que supone un gran conocimiento del ámbito en el que nos movemos, pero también la capacidad para idear estrategias que incrementen los activos de la empresa aprovechando esos conocimientos.

Por ejemplo, un director financiero que no esté al tanto de las peculiaridades del mundo del deporte y afronte su puesto como si de una empresa de producción se tratase, corre el peligro de no entender las fluctuaciones del mercado, la actitud del cliente o los peligros que puede encontrar la entidad deportiva en cuanto a su lado más empresarial.

Entre sus cualidades personales, debe ser una persona con capacidad para aprender y, sobre todo, con la voluntad de seguir aprendiendo desde su puesto directivo. Por eso es importante que también sea capaz de soportar las fluctuaciones que acabamos de comentar, adaptándose a la situación, y mantener la motivación en todo momento para generar resultados y alcanzar el éxito empresarial.1193-3

Esto se traduce en una apertura de pensamientos que le hace poder absorber lo que le rodea para diferenciar entre las oportunidades y las amenazas del mercado, así como encontrar las sinergias necesarias para que la entidad deportiva cumpla con sus previsiones de negocio y logre satisfacer a sus clientes.

Un ejemplo de esto sería el director financiero de un campo de golf, que puede llegar a acuerdos con un Spa cercano o con el hotel más próximo a sus instalaciones, para ofrecer paquetes conjuntos que resulte más atractivos para sus clientes y que, al mismo tiempo, le puedan reportar clientes procedentes de las otras instalaciones con las que ha llegado a un acuerdo de colaboración.

3. Funciones

La previsión y la planificación financiera. Debe hacerse cargo de realizar un plan financiero que incluya una previsión a largo plazo, con los objetivos financieros que debe cumplir en ese periodo determinado la entidad deportiva. Esto supone la previsión de rendimientos obtenidos, de gastos que la actividad acarreará y de las necesidades de capital que aparecerán.

El empleo del dinero en proyectos de inversión. Esto supone decidir en qué invertirá el dinero la entidad deportiva. Debe estudiar los proyectos que se barajan y, en base a los beneficios que puedan acarrear, optar por unos u otros. Es decir, que si un gimnasio estudia si construir una piscina o unas pistas de pádel, corresponde al director financiero estudiar la previsión de rendimiento que ofrecerán uno y otro para tomar la decisión que mayores beneficios nos reporte. La decisión le atañe desde el punto de vista financiero, ya que estos proyectos van a necesitar la financiación que les permita llevarse a cabo.

La consecución de los fondos necesarios para financiar proyectos. Esto sería una continuación del punto anterior. Las fuentes d financiación pueden ser internas o externas, y corresponde al director financiero optar por una, otra, o ambas. Mientras que las procedentes de la propia empresa son a través de la retención y reutilización de los beneficios de nuestro negocio, las externas vendrán dadas tanto por los propietarios o accionistas de la entidad deportiva, como por agentes externos. En base al coste de cada una, habrá que tomar la decisión que asegure el mejor resultado y un equilibrio financiero.

La coordinación y el control. Debe ser de alguna manera el “vigilante” del resto de áreas no financieras para que cumplan con las previsiones económicas del curso y se asegure así el cumplimiento de lo planificado.

La relación con los mercados financieros. Ya que serán los que aportarán los recursos financieros necesarios para llevar a cabo los proyectos de crecimiento, debe cuidar la relación de la entidad deportiva con ellos, así como de los otros directivos para que la imagen que proyectamos sea la ideal y facilite el acceso a la financiación.

 

Equipo de Redacción IESPORT

©2010-Junio 2015 IESPORT No se permite la reproducción de este documento ni su transmisión en forma o medio alguno, sea electrónico, mecánico, fotocopia, registro o de cualquier otro tipo, sin el permiso previo y por escrito del editor. Iesport no comparte necesariamente las opiniones vertidas por su equipo de redacción en los documentos publicados.

 

Colaboraciones

Mantente informado